Nacional

El Teatro Real cierra 2011 con un déficit de 1,5 millones de euros

  El Teatro Real programará a Puccini en la temporada 2012-13 y dedicará a Mozart cuatro de sus 18 espectáculos. Asimismo, el coliseo madrileño cerrará 2011 con un déficit de 1,5 millones de euros (la mitad del déficit que hubo en 2010) y que espera equilibrar el año que viene.

   Estos son algunos de los datos facilitados este martes por el director general de la institución, Miguel Muñiz, y por el presidente del Patronato, Gregorio Marañón, tras la reunión del mismo, en la que se han aprobado los presupuestos para 2012, que suponen un total de 46.396.347 euros frente a los 50,6 del ejercicio anterior. Los ingresos por patrocinio han aumentado hasta los 7,3 millones de euros. Asimismo se ha aprobado también la nueva programación para la temporada 2012-13, en la que se conmemora el XV aniversario de la reapertura del Teatro.

   Marañón se ha referido al "enorme esfuerzo" realizado "para mantener el ambicioso proyecto del Teatro Real en su integridad" en un momento de "cambio político" y de "crisis gravísima" que conlleva una reducción de la aportación de las Administraciones públicas con la que los responsables del Real se solidarizan. Concretamente, en 2012, el Ministerio de Cultura pasará de 15,4 millones de euros a 13,7 millones; la Comunidad de Madrid de 5,6 millones a 4,5; y el Ayuntamiento de Madrid de 1,5 a 1,2 millones de euros.

   En este sentido, Gregorio Marañón ha recordado que mientras en 2004 las Administraciones públicas financiaban al coliseo en un 58 por ciento, correspondiendo el resto al patrocinio y a la actividad del Teatro, en 2012 esas cifras se invierten.

  Otro dato de interés al respecto hace referencia a los costes de producción artística. Mientras en 2010 ascendieron a 18 millones de euros, en 2012 se prevé un total de 14,3 millones manteniendo "el mismo número de óperas y representaciones" y consiguiendo que generen ingresos por taquilla superiores a los 2,3 millones de euros.

   Asimismo, el presidente del Patronato ha hecho hincapié en el "apoyo" del público a la programación. La ocupación en el arranque de la temporada 2011-12 ha registrado una ocupación cercana al 95 por ciento.

   El alquiler de la sala para conciertos y actuaciones diversas, como la que protagonizó recientemente el cantante David Bisbal, es otra fuente de ingresos "muy importante", según Muñiz, que el Teatro Real ha visto aumentar en los últimos tiempos y por la que percibe más de 500.000 euros anuales.

   En cuanto a los abonos, Muñiz ha indicado que se ha mantenido el 90 por ciento de los mismos. El 10 por ciento que se ha dado de baja lo ha hecho, en buena medida por una "falta de agrado hacia la programación" aunque Marañón apunta que la "razón económica" está también "algo enmascarada". Actualmente, los ingresos del Real por los abonos rondan el 63 por ciento mientras que la taquilla supone en torno al 37 por ciento.

   El presidente del Patronato se ha mostrado partidario de que las grandes instituciones culturales del Estado "mantengan cierta estabilidad", si bien, ante el actual momento económico y de cambio político que vive España existe "incertidumbre", pues el presupuesto de Cultura "deberá ratificarlo en nuevo equipo de Gobierno", ha recordado.

La columna vertebral de la nueva programación 2012-13, con la que se conmemorará el XV aniversario de la reapertura del Teatro Real, estará compuesta por catorce títulos de ópera (cuatro de ellos en versión de concierto) y cuatro espectáculos de ballet. De estos 18 espectáculos, siete son producciones propias del Teatro.

 La temporada se abrirá en septiembre del año próximo con la versión en concierto, por primera vez en Madrid, de Moses und Aron, de Arnold Schönberg (1874-1951) a la que seguirá el primer título de ópera, Borís Godunov, de Modest Musorgski, en octubre.

   Ya en noviembre, se ha programado Il Prigioniero, de Luigi Dallapiccola y Suor Angelica, de Giacomo Puccini (autor que, como es sabido, no resulta uno de los preferidos del director artístico del coliseo, Gerard Mortier).

   Verdi estará presente con Macbeth, en el mes de diciembre y de cara a enero/febrero de 2013 se podrá ver The Perfect American, de Philip Glass y Parsifal, de Richard Wagner en versión de concierto.

   Mózar es otro de los autores que más consistencia presentarán en la próxima temporada del coliseo madrileño pues se ha programado tres títulos de ópera (Così fan tutte, Don Giovanni y La flauta mágica) y uno de ballet en torno al autor a cargo del Mark Morris Dance Company.

   También estarán presentes en la programación Roberto Devereux, de Donizetti con Edita Gruberova y Los pescadores de perlas, de Bizet con el tenor Juan Diego Flórez, ambas en versión de concierto; La rappresaglia, de Saverio Mercadante, Wozzeck, de Alban Berg; y, por último Il Postino, de Daniel Catán, con Plácido Domingo.

   La danza estará presente con el Ballet de l Opéra de Lyon que representará One of a Kind; Israel Galván, que debutará con una producción propia en el coliseo; y la Compañía Nacional de Danza dirigida por José Carlos Martínez que interpretará Romeo y Julieta,  de Serguei Prokofiev. Asimismo, sobresale la presencia en el Teatro Real de los maestros Riccardo Muti y Simon Rattle.

   Por último, Gregorio Marañón ha avanzado el acuerdo con el Teatro Bolshoi para que éste incorpore a su repertorio la producción Iolanta/Perséphone.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba