Nacional

El Banco de España quiere tener cerrada la venta del Banco de Valencia en mayo de 2012

El Banco de España quiere tener adjudicado el Banco de Valencia en mayo de 2012. Para ello, los nuevos gestores del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que dirigen la entidad desde que fue intervenida el pasado mes de noviembre, quieren tener listo el cuaderno de venta a finales de enero. Ese es el margen que maneja el supervisor para tener lista la 'due dilligence' del banco valenciano, según explican a Vozpópuli fuentes conocedoras del proceso.

El Banco de España quiere tener adjudicado el Banco de Valencia en mayo de 2012. Para ello, los nuevos gestores del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que dirigen la entidad desde que fue intervenida el pasado mes de noviembre, quieren tener listo el cuaderno de venta a finales de enero. Ese es el margen que maneja el supervisor para tener lista la 'due dilligence' del banco valenciano, según explican a Vozpópuli fuentes conocedoras del proceso.

A partir de febrero, el FROB iniciará la puesta en el mercado del cuaderno de venta bajo la supervisión de un banco de inversión, cuyo nombre aún no ha designado el supervisor. Antes de la intervención, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, había encargado el proceso a Lazard, acuerdo que el Banco de España está exento de cumplimentar. Como sucedió con la CAM, el supervisor dotará al comprador de un generoso Esquema de Protección de Activos para animar el interés del sector financiero.

Será entonces, cuando se inicie el proceso de ofertas no vinculantes, al que las entidades que concurran conocerán el verdadero estado financiero del Banco de Valencia. En pleno de este proceso, la Junta General de Accionistas deberá refrendar, durante el mes de marzo (aún no hay fecha determinada), la ampliación de capital de 1.000 millones prometida por el FROB en la intervención y que será desembolsada entonces.

El plazo que maneja el Banco de España expira semanas antes del calendario exigido por Bruselas al supervisor español para presentar un plan de reestructuración de la entidad valenciana. En este plan, como explicó el ejecutivo comunitario tras la intervención del Banco de Valencia, "las autoridades españolas tendrán que demostrar, durante seis meses, el retorno a la viabilidad del banco, así como un adecuado reparto de cargas que minimice las distorsiones a la competencia".

Banco de Valencia representa una entidad relativamente pequeña en relación al total de activos bancarios españoles. No obstante en las regiones de Valencia y Murcia, donde tiene su mayor ámbito de actuación, su cuota de mercado representa aproximadamente un 7% y 4% en depósitos y créditos.

El proceso de la venta de Banco de Valencia se realizará en paralelo a la adjudicación de Unnim, que será la segunda entidad nacionalizada o intervenida subastada tras la compra de la CAM por parte del Sabadell. El Banco de España confirmó, el pasado domingo, que Unnim será la próxima entidad en proceso de venta, como adelantó Vozpópuli. De hecho, el banco de inversión Nomura ya ha concluido el cuaderno de venta de la entidad catalana, que comenzará a distribuirse entre las entidades interesadas a lo largo de esta semana. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba