Nacional

Los ahorradores atrapados en la CAM amenazan al Sabadell con retirar sus ahorros del banco

Los dueños de cuotas participativas de la CAM han pedido hoy al Banco Sabadell una “solución digna” a los 50.000 ahorradores que depositaron sus fondos en cuotas participativas de la caja valenciana y que han quedado fuera de la absorción. En un burofax, la Asociación de Impositores Valencianos de la CAM (AIVCAM) comunica al Sabadell su intención de retirar sus ahorros del banco catalán si no se da solución a los miles de ahorradores que invirtieron en ese instrumento financiero cuyo valor queda en cero tras la fusión. El documento remitido al Presidente del Sabadell, Josep Oliu, reconoce que “las leyes y acuerdos con el Banco de España hacen prever” que esas cuotas participativas “no tendrán valor económico significativo”. Por ese motivo se apela a la “responsabilidad por activa o por pasiva” de la entidad catalana.

Los 50.000 ahorradores que amenazan con retirar sus fondos de la entidad se definen a sí mismos como "los clientes de toda la vida de la CAM". Son pequeños ahorradores que siempre han tenido sus ahorros en la caja valenciana y que invirtieron en cuotas participativas --precisamente-- por recomendación de los gestores de las sucursales valencianas. A día de hoy tienen congelados 67 millones de euros en esas cuotas, suspendidas de cotización por la CNMV, cuyo valor podría reducirse a cero si vuelven a cotizar.

Demanda por contratación irregular de las cuotas

El burofax remitido a Oliu amenaza con la presentación de “demanda por contratación irregular de algunos productos”, ya que la CAM comercializó en su día esas cuotas participativas como un “producto seguro”. Tras escándalos como el de Forum y Afinsa, la CAM anunció esas cuotas como inversiones sometidas –decía literalmente—a “estrictos controles y supervisados por el Banco de España (…) y por la CNMV, al igual que las sociedades que cotizan en bolsa”. En 2008 captó 292 millones de euros de liquidez repartidos –según la documentación oficial que la caja remitió entonces al regulador—entre ahorradores, empleados y otros inversores.

El Presidente de AIVCAM, Víctor Baeta, asegura que muchas de esas cuotas se comercializaron sin explicar a los clientes los productos que contrataban. “En muchos casos se firmaban contratos sin saber qué se firmaba o incluso se contrataban cuotas participativas por teléfono sin llegar a firmar”, asegura Baeta, que denuncia un “abuso de la confianza de los mejores clientes de toda la vida de la CAM que ahora podrían retirar masivamente sus ahorros de la entidad”. Por ese motivo esperan una solución urgente al Sabadell.

El Sabadell ha recibido ya ese burofax remitido esta mañana, pero asegura que no puede dar solución a un problema exclusivo de la CAM y que queda "fuera del perítmetro de la operación". Entre las posibilidades que podrían contemplarse, está la de un canje de cuotas participativas por acciones del Banco Sabadell con un descuento que habría que determinar. Sin embargo, la entidad catalana aseguró el viernes en una nota al regulador que “el proceso está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias europeas y españolas, lo que condiciona y limita cualquier decisión que se pueda tomar sobre las mismas".

Los impositores están pendientes también de tratar el asunto con el responsable de economía del gobierno valenciano a expensas de “la agenda del conseller”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba