Nacional

El ex-presidente israelí Moshé Katsav ingresa en prisión condenado por violación

El ex jefe del Estado cumplirá la condena en un ala del centro penitenciario destinada a presos del sector religioso. Horas antes, al salir de su casa esta mañana, Katsav afirmó que el Estado estaba condenando a un inocente y que "algún día los israelíes comprenderán que hoy ha sido enterrado un hombre vivo". El ex jefe del Estado será sometido de manera inicial a extrema vigilancia ante el temor de que pueda intentar suicidarse.

El ex jefe del Estado cumplirá la condena en un ala del centro penitenciario destinada a presos del sector religioso. Horas antes, al salir de su casa esta mañana, Katsav afirmó que el Estado estaba condenando a un inocente y que "algún día los israelíes comprenderán que hoy ha sido enterrado un hombre vivo". El ex jefe del Estado será sometido de manera inicial a extrema vigilancia ante el temor de que pueda intentar suicidarse.

El Tribunal Supremo israelí desestimó el pasado 10 de noviembre un recurso presentado por el ex presidente contra la condena de cárcel dictaminada en marzo por la Corte del Distrito de Tel Aviv por delitos de violación y agresión sexual.

El que fuera jefe del Estado de Israel entre 2000 y 2007 también fue sentenciado entonces a cumplir dos años de libertad condicional y a pagar 100.000 shekels (unos 20.000 euros o 28.300 dólares) a una de las mujeres que violó.

Katsav, que ha permanecido aparentemente impasible durante todo el proceso judicial y defiende su inocencia, recurrió la condena por violación y alegó que las relaciones sexuales con una de las demandantes fueron consentidas, algo que el Supremo desestimó.

El mismo tribunal de Tel Aviv que dictó la pena en marzo le había declarado en diciembre de 2010 culpable de violar en dos ocasiones a una ex funcionaria del Ministerio de Turismo, del que fue el máximo responsable entre 1996 y 1999.

También le consideró responsable de un delito de abuso y acoso sexual a dos funcionarias de la Presidencia, así como de otros delitos menores como abuso de poder, obstrucción a la justicia y acoso a testigos.

El servicio de prisiones israelí le ha permitido de manera inicial compartir celda con otro ex ministro israelí Shlomo Benizri, titular de Sanidad entre 1999 y 2000, condenado por aceptar sobornos al ofrecer información privilegiada a un contratista local.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba