Nacional

Los Hermanos Musulmanes vencen en la primera fase de las elecciones egipcias

El brazo político de la organización islamista de los Hermanos Musulmanes, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), se ha proclamado vencedor en la primera de las tres fases de las elecciones legislativas egipcias, anunció hoy oficialmente la Junta Electoral.

El brazo político de la organización islamista de los Hermanos Musulmanes, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), se ha proclamado vencedor en la primera de las tres fases de las elecciones legislativas egipcias, anunció hoy oficialmente la Junta Electoral.

El PLJ se hizo con un 36,6 % de los votos a las listas de partidos, seguido por la formación salafista (fundamentalistas islámicos) Al Nur, con un 24,3 %, y los liberales del Bloque Egipcio, con un 13,3 %.En una rueda de prensa tras el fin ayer de la segunda vuelta de la primera fase, el presidente de la Comisión Suprema Electoral, Abdelmoaiz Ibrahim, anunció que el porcentaje de participación alcanzó el 59,1 %, corrigiendo las anteriores cifras que había facilitado anteriormente.

En total, se emitieron 10,3 millones de votos, de los cuales más de 600.000 fueron considerados nulos, sobre un total de 17,5 millones de electores llamados a las urnas en esta primera fase, donde se vota para elegir a la Cámara Baja en nueve de las 27 provincias del país, entre ellas El Cairo o Alejandría.

Conservadores e islamistas moderados

Tras los tres primeros partidos se situaron el conservador Wafd, el partido más antiguo de Egipto, con un 7,1 % de los sufragios, el islamista moderado Al Wasat, con un 4,3 %, y el izquierdista La Revolución Continúa, con el 3,5 %.

Los resultados anunciados hoy por Ibrahim reafirman la abrumadora mayoría conseguida por las fuerzas islamistas, con más del 60 % de los votos, si bien rebajan las cifras de los Hermanos Musulmanes y dan un porcentaje aun mayor a los salafistas.

La Junta Electoral ha recibido duras críticas por la mala organización de los comicios, que propició numerosas irregularidades que llegaron al extremo de obligar a la anulación de la votación en una circunscripción de El Cairo, en otra de Alejandría (norte) y en dos de Asiut (sur). Dos tercios de los miembros de la Cámara Baja, o Asamblea del Pueblo, son elegidos en las mencionadas listas de partidos, mientras que el otro tercio es elegido entre candidatos individuales, que pueden pertenecer a partidos o ser independientes.

Para estas candidaturas individuales se celebraron dos vueltas, la última de las cuales terminó ayer mismo, y en ellas también se impusieron con claridad los candidatos de la Hermandad Musulmana. Al menos 36 de los escaños destinados a los candidatos individuales han recaído en aspirantes vinculados al PLJ, anunció este partido hoy mismo.

Toma de posesión del nuevo gobierno

 Por otra parte, el nuevo Gobierno de Egipto tomó hoy posesión, dos semanas después de que se nombrase a Kamal Ganzuri primer ministro, marcado por su carácter continuista pese a los promesas de que iba a ser un ejecutivo de salvación nacional.Tras un prolongado tiempo de consultas, Ganzuri, designado el pasado 25 de noviembre por la Junta Militar que dirige Egipto, logró formar un gabinete interino compuesto por 30 miembros, doce de los cuales ya estaban presentes en el anterior ejecutivo de Esam Sharaf.

Si Sharaf presentó su dimisión hace dos semanas debido a las protestas y a la mala gestión de los disturbios que dejaron a finales de noviembre más de 40 muertos, el actual gabinete ha sido contestado desde antes de su formación, debido al rechazo que suscita Ganzuri.

El nuevo jefe de Gobierno, de 78 años, pertenece a la vieja guardia del expresidente Hosni Mubarak, y ocupó varios cargos durante su mandato, entre ellos el de primer ministro entre 1996 y 1999.Por ello, su nombramiento no fue bien recibido por unos manifestantes que quieren romper con el antiguo régimen y que hoy decidieron trasladar el lugar de su acampada de la emblemática plaza Tahrir de El Cairo a la cercana sede del Consejo de Ministros.

El ejecutivo, que prestó juramento ante el mariscal Husein Tantaui, jefe de la Junta Militar egipcia y máxima autoridad del país, no incluye finalmente a jóvenes de la revolución, como había asegurado Ganzuri, y solo tiene tres mujeres, una de ellas incluso ministra ya con Mubarak. El polémico Ministerio del Interior pasa a estar dirigido por el general Mohamed Ibrahim Yusuf, una figura controvertida del régimen de Mubarak por su actuación como jefe de la Policía en la provincia de Guiza.

En cuanto a otras caras nuevas, cuyos nombres comenzaron a filtrarse hace días, se encuentran el general Ahmed Anis, nombrado ministro de Información; Mumtaz al Said, de Finanzas; y Mohamed Isa, de Industria y Comercio.La formación del nuevo gobierno coincide con un largo proceso electoral para elegir Parlamento, que se inició el pasado 28 de noviembre y se prolongará hasta marzo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba