Nacional

Los tripulantes de cabina de Iberia rechazan apoyar la huelga de los pilotos

Los tripulantes de cabina (TCP) de Iberia han rechazado sumarse a la huelga anunciada la semana pasada por el sindicato de pilotos de la aerolínea por entender que cada colectivo debe negociar con la empresa por separado sus convenios y tomar sus propias decisiones, han indicado a EFE fuentes sindicales.

Los tripulantes de cabina (TCP) de Iberia han rechazado sumarse a la huelga anunciada la semana pasada por el sindicato de pilotos de la aerolínea por entender que cada colectivo debe negociar con la empresa por separado sus convenios y tomar sus propias decisiones, han indicado a EFE fuentes sindicales.

El Comité de Empresa de Vuelo de Iberia, formado por los pilotos y los tripulantes, se ha reunido este lunes y ha tenido encima de la mesa la discusión, y votación, de si se secundaba o no una huelga que los pilotos quieren hacer durante este mes. Según los sindicatos de los tripulantes de cabina, no se ha producido la votación, ya que desde el primer momento ha quedado patente que no se iba a apoyar la propuesta del sindicato de pilotos Sepla, pero han solicitado una reunión urgente con la dirección de Iberia para la próxima semana.

Los pilotos de Iberia han anunciado que en diciembre harán huelga, aunque todavía no está convocada ni se han especificado los días en los que se secundaría el paro, en protesta por la creación de la aerolínea de bajo coste Iberia Express.

El Comité de Empresa de Vuelo de Iberia está integrado por 32 miembros, diez correspondientes a los pilotos y 22 a los tripulantes de cabina -repartidos entre UGT (3), CCOO (2), Sitcpla (5), CTA (5) y Stavla (7)-. Durante la reunión se han expuesto las posturas esperadas, y según el acta de la misma, a la que ha tenido acceso EFE, los tripulantes de cabina han presentado el mandato dado por las respectivas asambleas de sus sindicatos.

En contra de Iberia Express

Por su parte, el sindicato de pilotos (Sepla-Iberia) ha realizado un análisis de la situación, y su presidente, Justo Peral, ha puesto encima de la mesa la problemática que, a su juicio, supone la creación de Iberia Express. Según Peral, la aparición de esta línea de bajo coste va a poner en peligro los puestos de trabajo, la promoción y la retribución de los pilotos, tripulantes de cabina y demás colectivos de Iberia.

Además, el Sepla ha mostrado su respeto con los trabajadores de la compañía y ha instado a los representantes de los tripulantes de cabina a que no olviden en su negociación mantener como objetivo que Iberia siga siendo una empresa grande.

El sindicato Stavla, que posee mayoría en la representación de los tripulantes de cabina en el Comité de Vuelo de Iberia, ha mostrado en su intervención su malestar por el silencio informativo de la compañía y ha pedido que se tenga "en este momento" unión sindical, al indicar que está de acuerdo con la interpretación que ha hecho el Sepla.

El CTA se ha remitido a los resultados de sus asambleas para que se vele por el cumplimiento de los acuerdos vigentes y se abran negociaciones con el fin de dotar al colectivo de garantías adicionales de empleo. También se ha recordado que, si no se llega a buen término en las negociaciones con la dirección, este sindicato está facultado para emprender las acciones necesarias, incluida la huelga.

Para Sitcpla, lo importante es mantener una acción conjunta de todos los representantes de los tripulantes de cabina y recibir información por parte de la dirección de la empresa sobre el futuro de Iberia.

Los otros dos sindicatos representantes de los tripulantes de cabina, UGT y CCOO, han mostrado su rechazo a una huelga preventiva, y estánr a favor de agotar las negociaciones dentro de una máxima unidad sindical.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba