Nacional

Rajoy usa la carta secreta del BCE para presionar a sindicatos y autonomías

El presidente electo del Gobierno ha comenzado a utilizar un argumento de autoridad en sus reuniones: el de la autoridad del Banco Central Europeo (BCE). Fuentes del ejecutivo Zapatero reconocen que se ha hecho entrega a Rajoy de esa carta aunque no concretan si la ha discutido con quien fue su destinatario, José Luis Rodríguez Zapatero, en los múltiples despachos que están manteniendo.

El presidente electo del Gobierno ha comenzado a utilizar un argumento de autoridad en sus reuniones: el de la autoridad del Banco Central Europeo (BCE). Fuentes del ejecutivo Zapatero reconocen que se ha hecho entrega a Rajoy de esa carta aunque no concretan si la ha discutido con quien fue su destinatario, José Luis Rodríguez Zapatero, en los múltiples despachos que están manteniendo.

Sin embargo, quienes han despachado con Rajoy aseguran que el futuro presidente está trabajando ya sobre los dos puntos de esa carta: déficit público y reforma laboral. Rajoy, aseguran, no habla de memoria sino "sobre anotaciones".

El recorte del déficit “se cumplirá a rajatabla” ha transmitido Rajoy a empresarios y sindicatos. “Eso se va a hacer sí o sí” les ha dicho literalmente el próximo presidente del gobierno.

Rajoy también se ha comprometido con la otra exigencia contenida en la carta: la flexibilización del mercado laboral. “Todo el mundo me pide una reforma laboral” les dijo Rajoy a sindicatos y empresarios. “No hubo alusión directa al Banco Central Europeo” aseguran los agentes sociales “pero era evidente el contexto”.

La carta seguirá siendo secreta

El PP se muestra contrario a publicar la carta secreta que el BCE remitió al gobierno Zapatero y asegura que las nuevas circunstancias económicas hacen que el documento remitido en agosto tenga sólo “valor histórico”.

Los sindicatos –que reclamaron a Zapatero que les entregara la carta y a los que el presidente en funciones se la negó—no le han pedido a Rajoy que se la entregue. Según aseguran será pertinente que publique “una nueva misiva si llega”.

La carta del BCE como escudo

Los sindicatos temen que las alusiones a una situación de emergencia económica que pueda contener esa carta justifiquen una “reforma laboral dura” que podría llegar a lo que califican como “deslegalización del primer contrato” de forma que los nuevos contratos puedan desvincularse de los convenios colectivos y del salario mínimo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba