Nacional

Rajoy decide no acelerar el calendario de traspaso de poder. Tomará posesión el 22-D

Mariano Rajoy decidió ayer cercenar toda especulación tanto sobre su actividad de aquí hasta que sea investido presidente del Gobierno como sobre el propio calendario de traspaso de poderes. Tras una semana en la que no faltaron críticas por sus reuniones secretas --en Génova prefieren hablar de discretas-- con presidentes de bancos y de cajas (Rodrigo Rato, de Bankia; Francisco González, BBVA; Isidre Fainé, Caixabank) así como con el jefe del Ejecutivo en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, ayer, tras la reunión del comité de dirección decidieron contar con más o menos detalle, los próximos pasos a dar. Hoy mismo, mantendrá una reunión con el vicepresidente de la Comisión Europea, Antonio Tajani, cita conocida a última hora de la tarde de ayer-

Además, el jueves se reunirá a comer con sus presidentes autonómicos para tratar las cuestiones referidas a los techos de déficit. También, durante esta semana, se reunirá con los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, y con el presidente de la Patronal, Joan Rosell, con los que ya ha hablado telefónicamente. Sobre la mesa, la reforma del mercado laboral. El lunes 5 habrá de nuevo reunión del comité de dirección, el 6 acudirá a los actos de conmemoración de la Constitución, el 7 tomará la palabra en el congreso que los populares europeos celebran en Marsella, y el 12, en una reunión del máximo órgano de su partido, la Junta Directiva Nacional, dará a conocer los nombres de sus propuesta para presidentes de las Cámaras y portavoces parlamentarios.

Antes del 9, prosiguió la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en comparecencia pública, volverá a producirse un encuentro Rajoy-Zapatero. No especificó la fecha, aunque lo previsible es que se haga con algo más de publicidad que la última, en la que se echó de menos una foto de los dos como un claro mensaje a Europa de que no hay vacío de poder.

Además, el líder del PP ha decidido acabar con las especulaciones en torno al calendario de traspaso de poder. No se acelera nada, en contra de lo que llegaron a defender, incluso públicamente, personas de su entorno. El día 13 de diciembre se constituirán Congreso y Senado, los días 20 y 21 habrá sesión y votación de investidura; la toma de posesión de Rajoy será el día 22 y el primer Consejo de Ministros el viernes 23. Así, dará a conocer la composición de su Gobierno el día 22, tras comunicárselo a Su Majestad el Rey. Sin cambios, haciendo buena su fama de hombre impasible.

Además, la responsable del traspaso de poderes, Soraya Sáenz de Santamaría informó de las dos reuniones que ha mantenido en Moncloa con el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, al frente de sendas delegaciones. En la primera, de carácter más general, la más que posible nueva vicepresidenta del Gobierno estuvo acompañada por José Luis Ayllón y Álvaro Nadal. En la segunda, lo hizo acompañada de dos de los miembros del equipo económico de Montoro: Nadal, de nuevo y Fátima Bañez. Esta semana habrá reuniones prácticamente todos los días. Cospedal señaló que el traspaso transcurre de forma satisfactoria, "si bien es cierto que hemos pedido muchos papeles" que todavía no terminan de llegar.

Silencio sobre los indultos

Entre los papeles que todavía no han llegado está la previsión de liquidación del tercer trimestre al objeto de ir conociendo el estado de las cuentas públicas. Lo que no conocerán, porque así se lo ha transmitido el Gobierno por escrito al PP es que la comisión de traspasos no va a poner en común ni a consultar las decisiones sobre los indultos por entender que entra en el despacho normal de asuntos. Esto fue lo que constestó Cospedal respecto a cómo ha recibido el PP el indulto del banquero Alfredo Sáenz, que adelantó Vozpópuli.

Además, Cospedal reiteró el mensaje de que "es absolutamente indispensable que Europa y las instituciones europeas estén a la altura de las circunstancias, tengan altura de miras" de modo que premien a los partidos que cumplen y exijan responsabilidades a los que no lo hagan. Porque las prioridades que Rajoy se ha marcado son cumplir los objetivos de déficit "por encima de todo", concluir el proceso de saneamiento y de reestructuración del sistema financiero y abordar la reforma laboral.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba