Nacional

El PP estudia una línea de liquidez extraordinaria para la banca española

La ronda de contactos con los principales banqueros del país ha llevado al equipo económico de Mariano Rajoy a una conclusión: la solución de liquidez del Banco Central Europeo (BCE) es “insuficiente” para solucionar la situación actual de deudas soberana y privada y “debe ser completada con iniciativas nacionales”, afirman fuentes del gabinete económico del PP. Para ello, los colaboradores de Rajoy tienen ya varias líneas de trabajo abiertas. Barajan la creación de una línea de liquidez a dos años para la banca y un programa de sustitución de la deuda nacional para el Estado.

Línea de liquidez bancaria

El equipo de Mariano Rajoy analiza qué fórmulas utilizar para reabrir el grifo del crédito bancario. En primer lugar contempla abrir una línea de liquidez a dos años para las entidades bancarias. El Banco de España debería contribuir a esa solución, especialmente para las entidades que absorban a las cajas de ahorros en apuros.

En segundo lugar, el equipo de la nueva Moncloa analiza la creación de un “banco malo” (una institución que agrupe los activos inmobiliarios tóxicos de cada entidad bancaria) defendida fundamentalmente por el Presidente de Bankia, Rodrigo Rato, según fuentes populares. El banco malo, sin embargo, tiene un problema inmediato: el de su financiación, razonan los colaboradores de Rajoy. Sólo si se pudiera utilizar el capital del Fondo de Estabilidad Financiero Europeo (EFSF, European Financial Stability Facility) se podría articular un instrumento de semejante tamaño sin comprometer una parte importante de los Presupuestos Generales del Estado.

Línea de liquidez también para la deuda pública

Según los cálculos del PP, los vencimientos de deuda soberana a los que tienen que hacer frente Italia y España van a superar los dos billones de euros. “Esa cantidad es inasumible con una sola opción” afirman los colaboradores de Rajoy que aseguran que son necesarias “dos o tres soluciones nacionales y europeas”.

Para ello, se ha planteado la creación de una “cesta de deuda” al equipo de Rajoy que los populares están estudiando. El efecto sería similar al de crear un eurobono, pero serían los bancos los que lo estructurarían y no la Comisión Europea. “Se puede crear un producto estructurado que incluya un porcentaje de deuda española, otro italiano, otro francés, etc. que permita el reemplazo de la deuda nacional por un producto más complejo”.

El equipo de Rajoy no tiene conclusiones cerradas, pero sí una determinación: la de tener sobre la mesa del ministerio de economía un abanico de instrumentos concretos que le permitan optar desde el primer día de trabajo en la Moncloa sin retrasar las decisiones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba