Nacional

CaixaBank y Sabadell, favoritos para ganar la subasta de la CAM

El Banco de España conocerá hoy qué entidades están dispuestas a llegar hasta el final en el proceso de compra de la CAM. Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Ibercaja, Barclays y el fondo JC Flowers deben comunicar al supervisor si presentan su oferta vinculante por la caja alicantina o, por el contrario, se retiran de la subasta. Tras analizar con detalle durante estas últimas semanas las cuentas de la entidad, la nómina se aligerará de forma notable. "En este proceso final, si habrá 'short list' (lista reducida) de verdad. Es difícil que haya más de cinco aspirantes", explican en una entidad que ha decidido desligarse del proceso.

La falta de apetito de la mayoría de las entidades coloca a CaixaBank y Sabadell, como los grandes favoritos para ganar la subasta de la CAM, tras la 'due dilligence' de la caja alicantina. Entre los dos señalados, el Sabadell siempre se ha mostrado más proactivo en su interés por la compra de la caja alicantina. "Estamos en la posición que hemos estado siempre, analizaremos las características de la operación y si la oferta crea valor para nuestros accionistas la haremos", aseguró Jaume Guardiola, consejero delegado del Sabadell en la presentación de resultados del tercer trimestre. Mientras, CaixaBank, asesorado en esta operación por el banco de negocios de JP Morgan, también última los detalles de su oferta vinculante. Juan María Nin, su consejero delegado, nunca ha ocultado el interés de la entidad por crecer en el arco mediterráneo y siempre ha puesto en valor la red de la CAM.

"Sería muy extraño que Santander (para Banesto) y BBVA no presenten una oferta vinculante, más porque se lo pida el Banco de España para darle caché a la puja final que porque la CAM encaje totalmente en sus planes de expanción", explican desde el sector. De hecho, el encanto del grupo que preside Emilio Botín por la CAM se ha ido perdiendo a lo largo del proceso. "Estamos desganados", se escucha en Boadilla ante el interés por la CAM. En el caso del BBVA, su gran objetivo en la reestructuración del sector financiero español es la adquisición de CaixaCatalunya, nacionalizada en un 90%. Su entrada en el proceso de ofertas no vinculantes fue más por "recomendación" del supervisor que porque la caja alicantina entrase en sus planes.

"Desde que se hizo público que la CAM se iba a vender hasta la actualidad, la entidad se ha deteriorado en exceso. Al principio del proceso, la caja era un papel liso y ahora está lleno de rasguños y arrugas. Así es muy difícil mantener el interés", confirman en otra entidad que se ha empapado de los números de la caja intervenida. Todas ellas destacan que el gran obstáculo para asumir la CAM es su problema de liquidez. Antes de 2013, la caja alicantina tendrá que encarar vencimientos de emisiones mayoristas superiores a 7.000 millones.

De hecho, los expertos consideran que las garantías de liquidez serán un factor determinante para que el Banco de España escoja a los potenciales compradores. Tras la intervención, el Banco de España inyectó una línea de liquidez de 2.800 euros, para darle circulante a la maltrecha situación de la CAM.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba