Nacional

El sector del cine teme a la ley de mecenazgo y se agarra a RTVE como salvación

Durante la rueda de prensa de los XXVI Premios Goya, el presidente  de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematofráficas, Enrique González Macho, se mostró ácido y cortante al momento de responder a las preguntas sobre qué pasará con el cine  después de la victoria de los populares. “Pues mira, como somos vecinos, nos pegamos con unos vasitos a la pared a ver qué dicen”.Más allá de la ironía – la academia está en el portal contiguo a la sede del PP en Génova-, el sector está nervioso. Y mucho.

El Partido Popular eliminará el canon del 3% sobre el total que pagan las televisoras privadas sobre su facturación total para subvencionar exclusivamente al cine español. Así lo anunció Esteban González Pons la semana pasada en la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (UTECA). Ante el lúgubre panorama, los realizadores piensan agarrarse a Televisión Española como a un clavo ardiente.

Según confirmaron a Vozpópuli fuentes asociadas al sector audiovisual, en efecto, ese 3% de las televisiones privadas será eliminado y, según está previsto, recaerá sobre RTVE la totalidad del apoyo que dan las televisiones al cine, algo que ya ocurre en la actual Ley Audiovisual, que destina un 6% a tal fin. Sobre ese porcentaje, Pons no dijo nada. En su silencio, algunos ven una luz.

El temor que se esparce, sin embargo,en una  posible reforma de la Ley Audiovisual que además de quitar ese 3% de las televisoras privadas, haga lo mismo para reducir la cuota de RTVE anteriormente citada. He allí el problema porque, de ocurrir una rebaja, el panorama se ennegrecería, y mucho.

Existen todavía otras dos medidas: la primera de ellas, la rebaja de las subvenciones que actualmente da el Ministerio de Cultura a la amortización general y complementaria de los largometrajes, y que contempla la asignación de un monto equivalente al 15% del total que recaude la cinta en taquilla. En los últimos ocho años se han dado más de 300 millones de euros mediante este tipo de ayuda, sin contar con las subvenciones adicionales, es decir, a guiones, festivales, cortometrajes, etc.

La segundamedida que tampoco cae en gracia es el reemplazo de esas subvenciones por otras de tipo privado, a través de la Ley de mecenazgo. Actualmente, existe una desgravación del 18% a las empresas que apoyen el cine, justamente como incentivo. Sin embargo, ésta casi siempre –y cuando ocurre- se la llevan las grandes producciones.

Contando sólo con las ayudas privadas y sin subvenciones oficiales, el cine se vería obligado a competir no sólo en su sector, sino con las demás áreas de la cultura en la que suelen invertir más las marcas por asuntos de visibilidad. Y eso, de momento, genera temores en un sector que durante las últimas dos legislaturas lo ha tenido si no fácil, al menos mucho más sencillo.

“Una ley de mecenazgo por una ley de mecenazgo, sin saber de qué se trata, no la vamos a apoyar. Puede ser una ley muy buena como muy mala. Nosotros seguimos ocupados en hacer cine, el país no se para porque haya ganado el PP las elecciones”, comentó ayer a VozpópuliEnrique González Macho, quien desestima por completo medidas que son una realidad, para las personas de su propia casa, la Academia de las Artes Escénicas y Cinematográficas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba