Nacional

Zapatero se adelanta a la derrota al pedir a los suyos un traspaso de poderes ejemplar

La inminencia de las elecciones, con un más que seguro triunfo electoral del PP si se cumplen los vaticinios demoscópicos, está acelerando también en Moncloa la puesta en marcha del mecanismo de traspaso de poder. De hecho, el pasado miércoles, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechó la reunión que ese día de la semana siempre celebran los secretarios y subsecretarios ministeriales --destinada a la preparación de las cuestiones que se llevan al Consejo de Ministros del viernes--, para despedirse de ellos no sin antes reclamarles un traspaso de poder ágil y ejemplar, según ha podido saber Vozpópuli.

Esta ha sido la consigna de Zapatero también a sus ministros, hasta el punto de que han comenzado ya conversaciones en este sentido en distintos ámbitos del Gobierno y del PP. Dos de esos interlocutores son el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, y el responsable de Libertades, Justicia e Interior de los populares, Federico Trillo, explicaron fuentes populares.

Y es que el impasse que se abre ahora desde la celebración de las elecciones hasta la investidura del nuevo presidente, un mes, no deja de ser motivo de preocupación tanto en el Gobierno como en el partido que puede ganar las elecciones. La idea fundamental es que no haya una sensación de vacío de poder en un momento económicamente tan delicado y peligroso para España, una vez que parece imposible acelerar los plazos ya marcados legalmente.

Hasta el día 13 de diciembre no se constituirán las dos Cámaras, Congreso y Senado, a las que corresponde, a su vez, convocar el debate de investidura, que no tendrá lugar hasta el día 20 también de diciembre. Luego está en manos del nuevo presidente investido anunciar ese mismo día o al día siguiente la composición de su Gobierno, previa reunión con su Majestad el Rey. Posteriormente los ministros deben jurar o prometer su cargo y culminar el cambio de cartera (literal) de manos. En definitiva, nos situamos en los días 21, 22 o 23, a punto de celebrar la Nochebuena, para tener un nuevo gabinete ministerial.

"De la mano del PP"

¿Puede el país aguantar hasta entonces? Fuentes gubernamentales aseguran que cualquier decisión que deba tomarse en ese tiempo "se hará de la mano del PP". Hay una cita ya marcada en el calendario: la reunión de jefes de Estado y de Gobierno el 9 de diciembre para debatir las perspectivas financieras de la Unión. Lo lógico, tal y como se ha hecho en otras ocasiones, es que Zapatero lleve una posición consensuada con Rajoy, que actúe casi a modo de emisario de aquel. Por su parte, el líder del PP ya se ha ido interesando por la peliaguda negociación de las perspectivas financieras y de la Política Agraria Común (PAC) al delegar en Miguel Arias Cañete la interlocución con Berlín y París, al objeto de que España no pase de ser receptor de fondos a contribuyente neto, tal y como adelantó Vozpopuli.

No se descarta algún tipo de escenificación que transmita a los temibles mercados que España sigue siendo gobernada, aunque no hay nada diseñado por el momento. Quizá una reunión Zapatero-Rajoy, una imagen de los dos, pudiera servir a modo de bálsamo, de tranquilizante, de unos mercados a los que sobran las palabras y promesas porque lo único que quieren es acción. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba