Nacional

Hallan el cadáver de la menor desaparecida de Villalba (Madrid) en una cantera abandonada de Collado Mediano

 Los agentes han localizado el cadáver después de detener e interrogar hoy a un hombre detenido por su relación con la desaparición de la adolescente. Se trata de un ciudadano colombiano de 22 años que fue conducido por la Guardia Civil hasta el lugar del hallazgo, una cantera situada en una zona pantanosa del camino de los Barrizales cercana a la carretera de Navacerrada (M-601), entre Alpedrete y Collado Mediano. Posteriormente, el cadáver ha sido identificado por algunos familiares.

 Los agentes han localizado el cadáver después de detener e interrogar hoy a un hombre detenido por su relación con la desaparición de la adolescente. Se trata de un ciudadano colombiano de 22 años que fue conducido por la Guardia Civil hasta el lugar del hallazgo, una cantera situada en una zona pantanosa del camino de los Barrizales cercana a la carretera de Navacerrada (M-601), entre Alpedrete y Collado Mediano. Posteriormente, el cadáver ha sido identificado por algunos familiares.

Según han informado las mismas fuentes, el detenido y la fallecida se conocían y habían mantenido una relación sentimental hace tiempo. Los familiares y amigos de la adolescentes no tenían constancia de que en la actualidad fueran pareja.

Tras la llegada del agente, la reconstrucción de lo sucedido y la llegada del juez, el cadáver ha sido trasladado sobre las 17.45 horas al Instituto Anatómico Forense para realizarle la autopsia. Las primeras pesquisas apuntan, según han indicado a Europa Press fuentes de la investigación, a que la mujer fue asesinada de un fuerte golpe en la cabeza en la misma noche la madrugada del sábado, momento en la que se le perdió la pista.

Concretamente, los padres de la menor, Mario y Carolina, explicaron a Europa Press Televisión la vieron por última vez el viernes por la noche en la puerta del local de su propiedad, un local de copas de música latinoamericana situado en Collado Villalba.

Su hija le estaba ayudando en el negocio familiar cuando recibió una llamada al móvil y salió del recinto para atenderla. Nadie la vio en ese momento y nadie la ha vuelto a ver.

"Había un coche aparcado pero no dije nada porque pensé que no iba a estar ahí. No quise avisar a mi marido pero al final vio que estaba rara y me preguntó qué me pasaba. Le dije que Avellaneda no aparecía; nos tocó cerrar e irnos. Volvimos a la casa, al bar y tocó ir a la Guardia Civil a poner la denuncia", han indicado los familiares.

Los padres preguntaron entonces a compañeros y amigos sobre su posible paradero pero nadie supo decirles dónde podíae haber ido. Paralelamente, han estado pegando carteles por la localidad madrileña y alrededores además de la capital, hasta que este mediodía han recibido la fatal noticia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba