Nacional

OHL y Sacyr, favoritos para la autopista chilena que no pudo financiar Azvi

El Ministerio de Obras Públicas de Chile decidió volver a licitar de inmediato la concesión e invitar a aquellos grupos que en el primer proceso se habían quedado a las puertas de hacerse con él. Entre ellos, los favoritos son Sacyr y OHL, que ya han recibido formalmente la invitación para volver a pujar por el contrato. Tendrán que verse las caras con dos consorcios compuestos por empresas latinoamericanas.

El Ministerio de Obras Públicas de Chile decidió volver a licitar de inmediato la concesión e invitar a aquellos grupos que en el primer proceso se habían quedado a las puertas de hacerse con él. Entre ellos, los favoritos son Sacyr y OHL, que ya han recibido formalmente la invitación para volver a pujar por el contrato. Tendrán que verse las caras con dos consorcios compuestos por empresas latinoamericanas.

El contrato incluye la construcción y la operación del tramo La Serena-Vallenar, de 187 kilómetros, correspondiente a la autopista Ruta 5, que recorre el país austral de norte a sur. El plazo de la concesión está en el entorno de los 30 años.

El consorcio que formaron en su día la andaluza Azvi y la gallega Copasa, dos de las medianas constructoras españolas que están emergiendo con fuerza, tenía de plazo hasta comienzos del presente mes para presentar un esquema de financiación, algo en lo que han fracasado con cierto estrépito, como adelantó Vozpópuli.

El pinchazo no sólo ha dejado a los grupos sin la concesión sino que les ha acarreado una multa de diez millones de dólares, la mayor de la historia de Chile en el sector de las concesiones de infraestructuras.

Sacyr comenzó el año con muy buenas noticias provenientes del país que preside Sebastián Piñera. A mediados del mes de enero se hizo con dos contratos para la construcción de sendas autopistas en Chile. Uno de ellos incluía la construcción y operación de la autopista Concepción-Cabrero, de 103 kilómetros de longitud, por unos 270 millones de euros. El otro se refería a la autopista de Iquique, de 79 kilómetros, con una inversión prevista inicialmente de 140 millones de euros y una cifra de ingresos pronosticada que superaba los 500 millones de euros.

Mientras, OHL cuenta con tres concesiones en Chile, una de ellas propiedad 100% del grupo (Autopista Los Andes) y las otras dos con una participación mayoritaria (Los Libertadores y Autopista del Sol). En total, 359 kilómetros bajo gestión, a los que podría sumar los 187 kilómetros de la autopista La Serena-Vallenar que ahora aspira a llevarse.

Mientras empresas como OHL y Sacyr Vallehermoso están apostando por el país austral, otros grupos españoles han vendido recientemente activos de autopistas chilenas, como ha sido el caso de Ferrovial, que se deshizo de sus concesiones más maduras, y de ACS, que acaba de enajenar su participación en la autopista Vespucio Norte. Ambas compañías persiguen como objetivo aligerar su elevado endeudamiento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba