Nacional

Goldman pide al BCE un techo sobre los tipos de intereses de la deuda de los periféricos

Goldman Sachs ha ofrecido en los últimos días una solución alternativa y casi milagrosa para frenar los ataques a la deuda soberana y lograr que las intervenciones del Banco Central Europeo (BCE) sean más "rápidas, eficaces y baratas": Según el controvertido banco de inversión, el BCE debería fijar un techo para los tipos de interés de los países GIIPS (Grecia, Irlanda, Italia, Portugal, y España), a partir del cual intervendría siempre. Se establecerían así unos 'precios de intervención'. Si los ataques los sobrepasan, el banco emisor intervendría en el mercado para colocar las cotizaciones por debajo de dichos límites. 

La semana pasada, Goldman presentó esta solución al BCE, en pleno fragor de los ataques sobre el bono italiano y, en menor medida, francés; y recién aterrizado Mario Draghi, ex Goldman, al frente del organismo. Con el techo para los tipos de interés de los países GIIPS (Grecia, Italia, Irlanda, Portugal y España), el organismo emisor dejaría muy claro que si el mercado especula, deberán atenerse a las consecuencias. La amenaza debería ser creíble, eso sí,

La artillería del Bundesbank

A la vieja usanza del antiguo Bundesbank que continuamente dejaba atrapados a los traders de divisas que especulaban a favor o en contra el marco alemán, ya que cuando el banco central intervenía con toda la artillería de sus reservas de divisas, era capaz de dar la vuelta a cualquier tendencia del mercado.

Por el momento, los inversores han visto cómo el BCE aparecía en los momentos de máxima tensión, comprando bonos periféricos para evitar hundimientos. Poco tiempo después, comunicaba las cifras oficiales de recompra de bonos. Sin embargo, el organismo que ahora preside Draghi no ha logrado evitar los descalabros de los bonos griegos, italianos, españoles y, últimamente, franceses.

Ahora, sus viejos compañeros de Goldman le ponen sobre la mesa el modelo del Banco Nacional de Suiza (SNB). En aquél caso no se trataba de la deuda, sino del franco suizo. A lo largo de 2011, la divisa no hacía otra cosa que apreciarse fuertemente frente al euro. Alarmado por la amenaza potencial para su economía, el el 6 de septiembre de 2011 estableció un límite explícito a la paridad de su moneda con el euro: "La actual sobrevaluación masiva del franco suizo representa una grave amenaza para la economía del país y conlleva riesgos deflacionarios", argumentó la entidad. Y anunció la inmediata vigencia de una paridad de 1,20 franco por euro.

Según el banco estadounidense “el éxito hasta ahora en la estrategia del SNB se basa en compromisos creíbles respaldados por la amenaza de una acción sin límite. Esta estrategia es probable que, en general, sea mucho más eficaz y barata, que las estrategias de intervención vagas y difusas.” Además de ser una estrategia eficaz para Suiza, ha sido más barata.

Intervención masiva

¿Cómo se implementaría? Se trataría, de fijar un techo sobre los tipos italianos que implique un diferencial suficientemente alto sobre el Bund, punitivo, por ejemplo de un 2% o 200 puntos básicos. El BCE no necesariamente tiene que comprar  ningún bono para defender este techo. El sector privado “lo haría por el BCE” a través de la confianza en la “garantía de intervención masiva”. 

En un contexto donde cada vez más Goldman Sachs extiende sus tentáculos en los puestos de poder económico y político a ambos lados del Atlántico, hay que estar atentos a sus propuestas y planteamientos económicos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba