Nacional

Rato desaparece de un desayuno en cuanto escucha la palabra Banco de Valencia

Casualidad, obligaciones de agenda o simplemente evitar el último paño caliente que afecta a Bankia. Lo cierto es que Rodrigo Rato, presidente del banco liderado por CajaMadrid, abandonó ayer un desayuno organizado por Fórum Europa, en el que asistió como mero oyente, en cuanto se formuló la primera pregunta sobre Banco de Valencia, la participada de la que el banco de las siete cajas posee un 37%.

Casualidad, obligaciones de agenda o simplemente evitar el último paño caliente que afecta a Bankia. Lo cierto es que Rodrigo Rato, presidente del banco liderado por CajaMadrid, abandonó ayer un desayuno organizado por Fórum Europa, en el que asistió como mero oyente, en cuanto se formuló la primera pregunta sobre Banco de Valencia, la participada de la que el banco de las siete cajas posee un 37%.

"¿Cuál es su posición acerca de la posibilidad de que Banco de Valencia pueda recibir ayudas públicas?", leyó Ángel Boixados, presidente de la APIE, que gestionaba las preguntas por escrito del auditorio. La cuestión se dirigía hacia Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), que ejercía de ponente en el foro. Sin embargo, Rato se ausentó del escenario para evitar que el propio Martín le repreguntase, como había sucedido con otras cuestiones que aludían a algún otro responsable presente en la sala.

"Dije en 2008", contestó Martín, "que ningún miembro de la institución (AEB) pediría ayudas públicas. Si el Banco de Valencia lo pide, es cosa suya. Si es así, no le voy a expulsar de la asociación". Rato abandonó el salón del Hotel Ritz de Madrid, donde se desarrolló el evento, a través de una puerta lateral para no llamar la atención.

Antes del encuentro, Rato no se dejó ver en ninguno de los corrillos de café que inundaban la entrada del Ritz con algún que otro financiero y muchos representantes del mundo empresarial. De hecho, el presidente de Bankia entró en solitario, nada más iniciada la conferencia de Miguel Martín, para evitar que los medios de comunicación le requiriesen sobre la investigación que está efectuando el Banco de España sobre el Banco de Valencia.

"Se le veía tranquilo pero no ha querido hablar del tema. Es lógico, es una situación delicada. Por lo que sí estaba realmente preocupado es por la posibilidad de que se rompiera el euro", comentaba luego en 'petit comité', alguno de los compañeros de mesa del presidente de Bankia durante el desayuno.

Aún con Rato en el foro, Miguel Martín aprovechó para lanzar un claro mensaje al Banco de España: Ayudas públicas, sí, pero para crear instituciones fuertes. "Necesitamos acelerar el proceso de concentración para construir un sistema financiero que pueda sobrevivir en los próximos 15 años y eso significa entidades fuertes y con gran tamaño", argumentó el presidente de la patronal bancaria. Un aviso indirecto hacia Rato que, como publicó este diario, medita la unión con Francisco González (BBVA) o Isidro Fainé (CaixaBank).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba