Nacional

El Banco de Valencia reconoce que necesita más capital

El Banco de Valencia volvió a negociarse hoy en la Bolsa española con una caída del 5,75 por ciento, después de ser suspendida su cotización esta mañana y tras reconocer que está siendo inspeccionado por el Banco de España y que necesita ser recapitalizado, aunque no especificó en qué cantidad.

A las 16.10 horas los títulos de la entidad valenciana, que fue adquirida en 1994 por Bancaja -hoy integrada en Bankia-, descendían un 5,75 por ciento hasta los 0,82 euros.

El Banco de Valencia volvió a negociarse hoy en la Bolsa española con una caída del 5,75 por ciento, después de ser suspendida su cotización esta mañana y tras reconocer que está siendo inspeccionado por el Banco de España y que necesita ser recapitalizado, aunque no especificó en qué cantidad.

A las 16.10 horas los títulos de la entidad valenciana, que fue adquirida en 1994 por Bancaja -hoy integrada en Bankia-, descendían un 5,75 por ciento hasta los 0,82 euros.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió hoy suspender la cotización antes de la apertura de los mercados, después de que el diario El Mundo informara de que el Banco de Valencia tenía unas necesidades de capital de 600 millones de euros

Necesita 600 millonesEl Banco de Valencia reconoció hoy que está siendo inspeccionado por el Banco de España, aunque explicó que aún no puede precisar "las necesidades de capitalización y/o saneamiento" resultantes de dicha inspección, que un diario cifraba hoy en 600 millones de euros.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad añade que, no obstante, su Consejo de Administración puede elevar el capital social nominal hasta en 60 millones de euros, que pueden no ser suficientes para cubrir sus necesidades, por lo que habría que adoptar "acuerdos adicionales".

Ante las especulaciones del mercado, la entidad decidía suspender la cotización bursátil de sus acciones poco antes de la apertura de la sesión, suspensión que se levantará a las 16.00 horas.

El Banco de Valencia, una de las entidades financieras más antiguas de la Comunidad Valenciana, ha formado parte del grupo Bancaja desde el año 1994.

Cuando Bancaja se integró con Caja Madrid y otras cinco para crear Bankia, el Banco de Valencia se convirtió en una participada del Banco Financiero y Ahorro (BFA), la matriz de Bankia, que ya no lo considera una participación estratégica.

El último presidente que tuvo Bancaja, Jose Luis Olivas -hoy vicepresidente ejecutivo de Bankia- era hasta que dimitió hace 10 días presidente también del Banco de Valencia.

No obstante, la situación ha cambiado tras la integración de Bancaja en Bankía. La matriz indica que es "BFA nunca ha participado en la gestión del Banco de Valencia, que es totalmente independiente".

La cotización del banco valenciano fue suspendida hoy antes de la apertura de los mercados con el argumento de que concurrían circunstancias que podrían perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre sus acciones, pero sin especificar el motivo concreto.

El diario El Mundo publica hoy que el Banco de Valencia tiene unas necesidades de capital de 600 millones de euros, y que el Banco de España está al tanto de esta situación y le está exigiendo un plan de recapitalización y de saneamiento antes de que acabe el año.

Hoy mismo, el conseller de Economía de la Generalitat Valenciana, Enrique Verdeguer, afirmó que se están analizando "diversas salidas" por parte del Banco de España y del BFA, entre ellas que sea rescatado con dinero público por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Otra de las opciones es que se incorpore en el capital alguna entidad privada.

La Generalitat está en "permanente contacto" con Bankia y el Banco de España "para tratar de dar una solución lo más apropiada posible" a la situación de la entidad financiera, según el conseller, que no ha querido concretar para evitar "generar un ruido indeseado".

El conseller ha reiterado que tanto Bankia como el Banco de España están analizando "todas las salidas" para dar estabilidad a la entidad "por el bien de los depositantes, inversores e impositores".

BFA participa en el Banco de Valencia a través de Bancaja Inversiones SA (BISA), de la que tiene el 70 por ciento. Esta sociedad cuenta a su vez con el 39 por ciento del Banco de Valencia, por lo que la participación contable de BFA se diluye al 27,5 por ciento.

Hace diez días, el presidente del Banco de Valencia José Luis Olivas dimitió del cargo alegando que era incompatible con su posición en el grupo, dado que es vicepresidente ejecutivo de Bankia y del BFA. Le sustituyó Aurelio Izquierdo.

Olivas no comunicó su decisión de dimitir como presidente del Banco de Valencia a Rodrigo Rato, presidente de BFA, aunque ambos sí habían hablado de la compatibilidad de los puestos, según recuerda El Mundo.

El Banco de Valencia cuenta con un ratio de capital del 7,36 por ciento, por debajo del 8 por ciento que el Banco de España exige al resto de entidades cotizadas.

Además, la entidad valenciana podría tener importantes problemas de morosidad, con un índice cercano al 7 por ciento, por encima que la media del sector, y una exposición creciente al ladrillo, con créditos que sumarían 3.187 millones de euros, de los que 521 son morosos.

Desplome en Bolsa

Al cierre de la sesión en Madrid, las acciones del Banco de Valencia vieron caer su precio un 8,05%.  Los títulos de esta entidad se venden a 8 euros y se sitúan en el segundo puesto del ranking de mayores bajadas de hoy, tan sólo superados por  Cleop (-8,44%).

Los títulos de esta entidad fueron suspendidos cautelarmente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) antes del inicio de la sesión, al considerarse que las circunstancias podían perturbar el desarrollo normal de las operaciones en este valor.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba