Nacional

Bañuelos busca inversores para comprar en Brasil un terreno tan grande como Cantabria

Vanguarda Agro, el gigante impulsado por Bañuelos, que tuvo que librar una dura batalla accionarial para salirse con la suya, ha trazado una estrategia que consiste en multiplicar por dos la extensión de terreno con la que actualmente cuenta para cultivar.

Vanguarda Agro, el gigante impulsado por Bañuelos, que tuvo que librar una dura batalla accionarial para salirse con la suya, ha trazado una estrategia que consiste en multiplicar por dos la extensión de terreno con la que actualmente cuenta para cultivar.

Las dificultades crediticias existentes en la actualidad en los mercados han llevado a la compañía a crear un fondo, dependiente de la corporación, al que se aporte la totalidad de los terrenos que tiene en cartera. Este fondo abrirá su capital para los inversores interesados, que podrán adquirir hasta el 49% del mismo, con el fin de que Vanguarda Agro mantenga siempre su control.

El dinero que la compañía ingrese por la venta de su participación en el fondo será destinado a la adquisición de los terrenos destinados a la siembra, que sobredimensionará el tamaño de la empresa y la llevará a codearse con los gigantes mundiales del sector. Actualmente, Vanguarda Agro es una de las compañías del sector de mayor tamaño de todo el continente americano.

En la búsqueda de inversores para Vanguarda Agro, Bañuelos está tomando una parte muy activa, centrando el foco en dos mercados. En primer lugar, China, objetivo para el que trabaja desde hace meses Xavier Adserá, ex presidente de Natraceutical y del Instituto Español de Analistas Financieros y fichado por Bañuelos poco antes del verano para su holding Veremonte.

Adserá, viejo conocido del empresario valenciano desde la espectacular salida a bolsa de Astroc que se encargó de coordinar, tiene como misión la búsqueda de inversores en un país que tiene mucho que decir en el sector agroalimentario y también desde el punto de vista de nuevos mercados para buscar dinero.

El segundo foco es España, donde Bañuelos abrió oficina de Veremonte hace casi dos años. Por el peculiar edificio de La Pirámide, sede española del holding del empresario situada en el madrileño Paseo de la Castellana, ya han desfilado interesados en participar en el proceso de crecimiento de Vanguarda Agro.

Según fuentes del mercado, se trata de fondos de inversión y algunos empresarios a los que, pese a lo que sucedió en su día con Astroc, les fue muy bien en compañía de Bañuelos.

La prensa local se ha hecho eco de los futuros planes de Vanguarda Agro a través de las manifestaciones a un diario económico de Ottaviano Pivetta, uno de los principales accionistas de la compañía. Pero, como siempre en la sombra, Bañuelos es el verdadero artífice de la maniobra. Y como siempre, dará que hablar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba