Nacional

Israel congela su ayuda a la Autoridad Palestina y acelera los asentamientos

El Gobierno de Israel ha decidido congelar de forma temporal el envío de fondos a la Autoridad Palestina y acelerar la construcción de viviendas en Cisjordania y Jerusalén Este en respuesta a la decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de admitir a Palestina como Estado miembro.

El Gobierno de Israel ha decidido congelar de forma temporal el envío de fondos a la Autoridad Palestina y acelerar la construcción de viviendas en Cisjordania y Jerusalén Este en respuesta a la decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de admitir a Palestina como Estado miembro.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha reclamado este martes la construcción de 2.000 nuevas viviendas en Jerusalén Este, Gush Etzion y Maaleh Adumim, todas ellas "áreas que deberían permanecer bajo control de Israel en cualquier futuro acuerdo de paz", según un comunicado recogido por los medios locales.

Junto a esta medida, adoptada en un Consejo de Ministros extraordinario para discutir la entrada palestina en la UNESCO, el Gobierno también ha decidido interrumpir de forma temporal el envío de dinero a la Autoridad Palestina, a la espera de que próximamente se adopte una determinación definitiva sobre estas transferencias.

Israel ya había advertido de que consideraría su cooperación con la UNESCO tras la integración palestina. Estados Unidos, principal donante de esta agencia de la ONU, anunció ayer el cese de su contribución económica.

Medida "inhumana"

La Autoridad Palestina ha criticado con dureza la decisión del Gobierno israelí de acelerar la construcción de 2.000 viviendas en Cisjordania y Jerusalén Este, porque contribuye a la "destrucción" del proceso de paz, y ha tachado de "inhumana" la congelación temporal del envío de fondos a los palestinos.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha pedido este martes, tras un Consejo de Ministros extraordinario, que se acelere la construcción de 2.000 nuevas viviendas en Jerusalén Este, Gush Etzion y Maaleh Adumim, todas ellas "áreas que deberían permanecer bajo control de Israel en cualquier futuro acuerdo de paz", según un comunicado recogido por los medios locales.

Para Nabil Abu Rudeinah, portavoz del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, la construcción de estas viviendas representa una iniciativa que también "acelerará la destrucción del proceso de paz".

Junto a esta medida, adoptada por Israel en respuesta a la entrada palestina en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Gobierno de Netanyanhu también ha decidido interrumpir de forma temporal el envío de dinero a la Autoridad Palestina, a la espera de que próximamente se adopte una determinación definitiva sobre estas transferencias. Rudeinah ha denunciado que se trata de una decisión "inhumana".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba