Nacional

Jornada de vértigo para la deuda alemana y el Bono USA

Los mercados financieros en la jornada de ayer registraron un fuerte incremento en la aversión al riesgo. Solo subieron en precio los denominados activos refugio, es decir, las letras y bonos del Tesoro de los distintos países, pero no todos, ya que se ampliaron los diferenciales entre países periféricos y centrales europeos. Las bolsas registraron descensos generalizados a lo largo de las distintas áreas geográficas y distintos sectores bursátiles. Las cotizaciones de las materias primas, incluidas el petróleo y el oro, también tuvieron importantes pérdidas.

Los mercados financieros en la jornada de ayer registraron un fuerte incremento en la aversión al riesgo. Solo subieron en precio los denominados activos refugio, es decir, las letras y bonos del Tesoro de los distintos países, pero no todos, ya que se ampliaron los diferenciales entre países periféricos y centrales europeos. Las bolsas registraron descensos generalizados a lo largo de las distintas áreas geográficas y distintos sectores bursátiles. Las cotizaciones de las materias primas, incluidas el petróleo y el oro, también tuvieron importantes pérdidas.

Los mercados vuelven a las andadas, y de nuevo se amplían los diferenciales entre los bonos gubernamentales de los distintos países periféricos, especialmente de Italia, respecto a Alemania. Mientras el tipo de interés del bono alemán a 10 años se situó en el 2,02%, próximo a mínimos históricos, con la correspondiente subida en precios, el bono italiano a ese plazo cayó en precio, repuntando su tipo de interés un 0,08% hasta el 6,10%, situándose el diferencial en 408 puntos básicos, es decir, en un 4,08%. El tipo de interés del bono español a 10 años aumentó de manera más moderada, 0,03%, hasta el 5,54%, mientras que el tipo de interés del bono belga subió 0,08% hasta situarse en el 4,38%.

La mejoría en lo que llevamos de año de los bonos del Tesoro de países como Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Países Nórdicos, u otros como Canadá, o Australia, se ha traducido que las mayores rentabilidades acumuladas a lo largo del 2011 las están dando fondos de renta fija. Algunos de estos fondos llevan rentabilidades acumuladas en el año próximas al 30%, como HSBC Global GIF Bond EC, y PIMCO EURO Ultra-Long Duration Fund Institutional CAP.

Además de una caída generalizada en las bolsas europeas, estadounidenses, y emergentes, también registraron un fuerte descensos las materias primas, tanto las energéticas, agrícolas, como los metales preciosos, especialmente el oro y la plata. Es interesante observar como cuando aumenta la aversión al riesgo cae el precio del oro y de la plata, mientras que el dólar se aprecia, especialmente contra el yen japonés.

La dinámica del dólar se explica por la agresiva política monetaria de la FED, donde los inversores se endeudaban en dólares a tipos prácticamente nulos, y compraban activos de riesgo a lo largo del planeta. Cuando aumenta la aversión al riesgo se deshacen posiciones largas en activos de riesgo, y se cierran las posiciones cortas en dólares que las financiaban. Como resultado se apreciaba el dólar.

Varias son las razones de este comportamiento de los mercados financieros a lo largo de la jornada de ayer. Por un lado, la agencia de noticias china Xinhua señaló que China no puede jugar el papel de salvador de Europa, echando un jarro de agua fría a uno de los posibles mecanismos de financiación del fondo público-privado ideado por el Eurogrupo para recapitalizar la banca y sostener la deuda soberana europea periférica.

Por otro lado, se ha registrado al otro lado del atlántico la primera víctima de la crisis de la deuda soberana europea: MF Global Holdings, dirigida por el ex consejero delegado de Goldman Sachs y ex gobernador de Nueva Jersey Jon Corzine.

Desde el lado del crecimiento económico, de nada ha servido el dato positivo de crecimiento económico de Estados Unidos en el tercer trimestre, ya que los distintos indicadores adelantados apuntan ya a una recesión.

El economista jefe de Societe Generale, Albert Edwards, ya lo advertía en su nota semanal, publicada este viernes: “Los mercados vuelven de nuevo a engañarse, pensando que de los datos actuales se concluye que no habrá problema de recesión en Estados Unidos, debido a la reciente serie de datos más fuertes. Me recuerda a cuando yo era el economista jefe de Estados Unidos en Kleinwort Benson en 1989 y predije que la economía estadounidense entraría en recesión. Pero entonces, en el primer semestre de 1990 los datos salieron más fuertes de lo esperado, y todo el mundo se relajó incorrectamente, al entrar la economía en recesión de manera efectiva en julio de 1990".

Edwards acaba afirmando, "... En realidad, los indicadores adelantados se están debilitando desde hace algunos meses en los Estados Unidos y en otros lugares. El indicador adelantado más relevante para Estados Unidos, publicado por el ECRI (Economic Cycle Research Institute), dio una señal de recesión a finales de septiembre.”


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba