Nacional

El habitante 7.000.000.000 de la Tierra se llama Piotr

El bebé nació pocos minutos después de la medianoche en el Centro Perinatal de Kaliningrado, ciudad elegida por Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA) para la llegada simbólica del habitante número 7.000.000.000 del planeta.

"Es el tercer retoño de la familia. Su madre tiene 36 años y se encuentra bien. El nombre se lo dio su hermano mayor. El bebé pesó 3.030 kilogramos", dijo a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti el director del Centro Perinatal, Iván Marchuk.

El bebé nació pocos minutos después de la medianoche en el Centro Perinatal de Kaliningrado, ciudad elegida por Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA) para la llegada simbólica del habitante número 7.000.000.000 del planeta.

"Es el tercer retoño de la familia. Su madre tiene 36 años y se encuentra bien. El nombre se lo dio su hermano mayor. El bebé pesó 3.030 kilogramos", dijo a la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti el director del Centro Perinatal, Iván Marchuk.

El UNFPA decidió entregar el certificado de habitante 7.000.000.000 de la Tierra al primer bebé que naciera el 31 octubre en la ciudad de Kaliningrado.

En 1999 fue Sarajevo la ciudad elegida por la ONU para recibir al habitante 6.000.000.000 del planeta.

Mientras, las autoridades de la región de Kamchatka, en el extremo oriente de Rusia, declararon su propio habitante 7.000.000.000, quien nació a las 00.19 hora local (12.19 GMT del domingo) en la ciudad de Petropávlovsk-kamchatski

"Nuestro país comienza precisamente en Kamchatka, por eso consideramos que nuestro bebé es el primero nacido en Rusia en el día de los 7.000.000.000", afirmó el gobernador de Kamchatka, Vladímir Iliujin.

Además de un certificado expedido por las autoridades regionales, los padres de Alexandr, como llamaron al bebé, recibieron como regalo un apartamento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba