Nacional

La OTAN confirmará que su misión militar en Libia concluirá el 31 de octubre

Los embajadores de los Veintiocho aliados mantendrán una reunión del Consejo del Atlántico Norte (NAC), máximo órgano de decisión de la Alianza, a las 11.30 horas de este viernes para confirmar la decisión en presencia de los socios de la región --Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Jordania-- que han participado en operación 'Protector Unificado'.

Los embajadores de los Veintiocho aliados mantendrán una reunión del Consejo del Atlántico Norte (NAC), máximo órgano de decisión de la Alianza, a las 11.30 horas de este viernes para confirmar la decisión en presencia de los socios de la región --Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Jordania-- que han participado en operación 'Protector Unificado'.

Los Veintiocho, que acordaron el pasado viernes que la misión se reduciría de aquí al 31 de octubre, aunque se mantendrían vigilantes y retendrían la capacidad para intervenir en caso necesario, aplazaron el miércoles su decisión formal para poner fin a la misión precisamente para atender a la petición de "varios" aliados de posponerla hasta el dictamen de la ONU.

Reino Unido y Francia, los dos países que encabezaron junto con Estados Unidos la coalición internacional que bombardeó las defensas aéreas del régimen cuando se lanzó el ataque contra el régimen de Muamar Gadafi el pasado 19 de marzo, defendieron el viernes pasado que la OTAN se quedara más tiempo en Libia frente al criterio mayoritario en el seno de la Alianza, apoyado por España, Estados Unidos, Canadá y Bélgica entre otros. Sin embargo, ambos han dado a entender que están conformes con poner fin el 31 de octubre a la operación, cuyo mando asumió la OTAN el pasado 27 de marzo, según fuentes aliadas.

"Ya está todo hecho. Todos están de acuerdo", han asegurado fuentes diplomáticas aliadas que no obstante admiten cierto malestar entre los aliados por la petición del CNT para mantener la misión más tiempo. "A la OTAN le pone en un mal lugar porque el mandato de la ONU ya se ha cumplido", aseguran.

Además las autoridades militares aliadas han valorado que ya se cumplen las tres condiciones principales fijadas por los aliados para poner fin a la misión: el cese de las amenazas contra la población civil, que no hubiera una reorganización de las fuerzas gadafistas tras la caída de Sirte y Bani Walid, los últimos bastiones del régimen, y que éstas no retuvieran estructuras de mando y control.

PAPEL CLAVE DE QATAR

Los jefes de Estado Mayor de la Defensa de los Países Amigos de Libia, grupo que se gestó en la cumbre del 1 de septiembre de París para apoyar la transición democrática en Libia una vez que cayera el régimen de Gadafi, tuvieron la oportunidad este jueves en Doha de conocer la intención del Gobierno qatarí de "liderar una coalición que va a entrenar a las Fuerzas Armadas libias y apoyar la reintegración de las milicias libias en cuerpos regulares", según fuentes diplomáticas aliadas.

Qatar, uno de los ocho países que han participado en bombardeos contra objetivos militares del régimen, ha sido un país clave además en "la instrucción y los contactos" con las fuerzas rebeldes durante el conflicto, así como para "las transmisiones" de Inteligencia gracias al despliegue de "cientos de soldados" sobre el terreno, pese a la prohibición del mandato de la ONU de la presencia "sostenida" de tropas en suelo libio, según explican fuentes aliadas. También se da por hecho que Francia y Reino Unido han enviado fuerzas especiales a Libia, aunque formalmente no lo hayan reconocido.

Aunque no se sabe todavía si algunos países de la OTAN aceptarían contribuir a dicha coalición encabezada por Qatar, fuentes aliadas creen que la futura colaboración de la OTAN "se tiene que encauzar a través del Diálogo Mediterráneo", foro de cooperación creado en 1994, en el que participan los aliados y Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Marruecos, Mauritania y Túnez.

La OTAN, Qatar y Emiratos Árabes Unidos cooperan desde 2004 en el marco de la Iniciativa de Cooperación de Estambul, en la que también participan otros socios del Golfo como Bahréin y Kuwait. Arabia Saudí y Omán también han mostrado su interés en sumarse.

El secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, ya ha avanzado de forma pública la posibilidad de abrir el foro de cooperación entre la OTAN y los socios del Mediterráneo a la nueva Libia sin Gadafi, que murió el pasado jueves en manos de los rebeldes cuando ya había sido capturado a raíz dos ataques aéreos de las fuerzas aliadas contra el convoy en el que viajaba huyendo de Sirte.

PAPEL DE LA OTAN EN LIBIA, TODAVÍA POR DISCUTIR

Rasmussen ha descartado que la OTAN vaya a asumir un papel de liderazgo en una misión de estabilización encabezada por la ONU en Libia, pero no que los aliados contribuyan a medio y largo plazo a la reforma de las fuerzas de seguridad libias. "En las últimas semanas, sólo se ha hablado de OPU (operación Protector Unificado). Si se hace algo después, se hablará a partir del viernes", han explicado fuentes aliadas.

Estados Unidos ha reiterado en numerosas ocasiones su preocupación por garantizar el control de los arsenales convencionales y químicos del régimen de Gadafi y ha admitido su intención de enviar a decenas de contratistas para contribuir a su control.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba