Nacional

JP Morgan: el éxito de la cumbre de la UE depende del vehículo público-privado

Los Jefes de Estados de la UE a 17 (Eurogrupo) discuten hoy la creación de un fondo público-privado que financiará la recapitalización bancaria, al que este diario aludía en su información de hoy (“Merkel quiere habilitar un organismo público-privado que pague los rescates bancarios”). Este nuevo fondo es considerado como un complemento al Fondo de Estabilidad (FEEF) y está destinado a evitar que Alemania pierda la triple A. En un informe publicado hoy, JP Morgan considera que el éxito de la cumbre de la UE va depender del diseño del mismo.

Tal como adelantó Voz Pópuli la financiación de la recapitalización de los bancos europeos la hará el Fondo de Estabilidad Europeo (FEEF) a través de un fondo público-privado, en inglés “special purchase vehicle” (SPV), que permita la entrada del Fondo Monetario Internacional, Fondos Soberanos de países emergentes, y otros inversores privados.

Este vehículo se financiaría mediante la emisión de deuda y capital. En el SPV diseñado por Timothy Geithner para Estados Unidos, el nivel de apalancamiento era de una proporción de 6 a 1, es decir, por cada unidad de capital había 6 de deuda. El capital fue aportado a partes iguales por los sectores privados y el fondo público, mientras el apalancamiento o deuda para la compra de activos tóxicos estuvo apoyado por avales o garantías del fondo de garantía de depósitos de Estados Unidos, que es un organismo público. Estas garantías funcionaban a modo de un seguro para los inversores privados.

Una de las claves en la reunión de hoy va a estar, por lo tanto, en los detalles de cómo se va a apalancar este vehículo. JP Morgan en su análisis de hoy considera que debería tener una capacidad al menos hasta 1 billón de Euros, donde, por un lado, el apalancamiento se convirtiera en un instrumento de garantías donde se avalé o garantice las pérdidas por encima del 20%, y, por otro lado, un SPV que acepte dinero no europeo coordinado y respaldado por el FMI.

Sobre el impacto en mercado, JP Morgan estima que cuanto más involucrado este el FMI en el vehículo público-privado mejor. Si, además, entre las garantías del FEEF y el SPV se consigue más de 1,5 billones de euros sería positivo para el mercado. Por el contrario, cualquier cifra inferior a 1 billón se percibiría como negativo. Si, además, no se anuncian detalles de cómo se apalancará el SPV, y el FMI no participara sería muy negativo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba