Nacional

Novagalicia saldrá de Sacyr cuando logre plusvalías

La necesidad de capital de Novagalicia para reducir la participación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en su accionariado, actualmente del 93%, llevará al banco gallego a desinvertir, a corto plazo, el 6,7% que actualmente detenta en Sacyr. La venta no se producirá hasta que la acción de la constructora no se revalorice lo suficiente para que le aporte plusvalías. De esta manera, la entidad no sólo obtendrá ganancias por la venta sino que podrá liberar la provisión que tiene actualmente guardada por la depreciación de esta participada. "Es imprescindible la vuelta a la calma en la cúpula de Sacyr para que los títulos empiecen a recuperar terreno", comentan fuentes conocedoras del proceso.

La acción de Sacyr cerró ayer a 5,688 euros por título, con una subida del 1,84%. A ese precio, la participación del banco gallego se acerca a los 180 millones de euros. Lejos quedan los 7,65 euros con los que Caixanova compró sus primeras acciones en 2002. Más lejos aún queda su techo de 48,24 euros por título (13 de noviembre de 2006) con los que Caixa Galicia hizo caja. De hecho, esta caja gallega prefirió recoger dividendos en sus desinversiones entre 2006 y 2008.

Tras su fusión, las dos cajas gallegas rozan el 7% de los títulos de Sacyr, que le adeuda a Novagalicia unos 300 de los 5.100 millones de euros a los que asciende el macrocrédito que el grupo constructor mantiene con una veintena de entidades de crédito y que vence a finales de este año. "Una vez que ha salido  Luis del Rivero de la presidencia de la constructora, esperemos que sus acciones tiren para arriba. Las cajas necesitaban sacar a Del Rivero de Sacyr para llevarse bien con Repsol y obtener una buena revalorización", explican estas mismas fuentes.

José María Castellano, presidente de Novagalicia, fue uno de los principales actores, junto a Rodrigo Rato y Braulio Medel, presidentes de Bankia y Unicaja, respectivamente, de la presión para la salida de Del Rivero. Con Medel y con BMN, el banco gallego tiene pactado el voto de una parte de su paquete en Sacyr, del 2,269%.

La decisión de Castellano rompe con el apoyo histórico que siempre habían dado las dos cajas gallegas al empresario murciano, uno de sus grandes socios de siempre, de la mano de José Luis Méndez, ex director general de Caixa Galicia, y hasta hace unos días de Ángel López Corona, procedente de Caixanova. "A Castellano no le gustaba la dinámica que había tomado la decisión y, especialmente, el castigo que estaba sufriendo la acción por la guerra con Repsol", explican fuentes empresariales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba