Nacional

Bruselas se olvidará de las quitas sobre la deuda pública española

Bruselas se inclinará finalmente por no considerar quitas en la deuda española a la hora de calcular las necesidades de recapitalización de los bancos europeos, lo que hace buenos los deseos de las grandes entidades financieras españolas, que se han movilizado en contra de esta medida en los últimos tiempos, con especial mención para Santander.

Bruselas se inclinará finalmente por no considerar quitas en la deuda española a la hora de calcular las necesidades de recapitalización de los bancos europeos, lo que hace buenos los deseos de las grandes entidades financieras españolas, que se han movilizado en contra de esta medida en los últimos tiempos, con especial mención para Santander.

Aunque no es oficial, según fuentes consultadas por Vozpópuli, Bruselas se decantará por contemplar, en un escenario estresado de deuda soberana, una quita del 50% para los bonos griegos; de entre el 5% y 10% en la deuda portuguesa e irlandesa, mientras que no se considerarían quitas ni en España ni en Italia. De esta manera, los bancos más afectados y necesitados de recapitalización por los nuevos test de resistencia de la deuda soberana serían los franceses y alemanes, tal como Vozpópuli avanzó el pasado jueves.

Sobre la deuda pública griega, el mercado ya descuenta en los precios actuales nu potencial de recuperación del 30%-40% del valor, según cálculos de Vozpópuli a partir de las curvas de deuda y alemana.

Estas mismas fuentes informan que Bruselas y la EBA impondrán un capital básico requerido del 9% en situaciones normales, que incluirían los test de resistencia de la deuda pública. Para episodios estresados el capital básico finalmente se situaría entre el 6% y el 7%.

A la hora del cómputo del capital, y adelantándose de nuevo a Basilea III, las obligaciones convertibles no computarán como capital, al igual que tampoco las provisiones genéricas.

Sí parece, por el contrario, que la EBA valoraría las carteras de deuda a precio de mercado, tal como adelantó ayer Voz Populi. En el caso español, esta nueva medida no tendría ningún impacto ya que solo afectaría a la valoración de las carteras de deuda disponibles para la venta, y que en nuestro país ya están valoradas a precio de mercado. Por contra, sí afectaría a otros sistemas bancarios donde dichas carteras no están valoradas a precios de mercado. Obviamente la medida no afectaría ni a las carteras de deuda de negociación, ni a las carteras a vencimiento.

Bajo este escenario las necesidades de recapitalización de la banca española serían limitadas. Esto no quiere decir que la banca española no deba recapitalizarse, pero será por razones muy distintas a la deuda pública, que tiene que ver con sus activos inmobiliarios. El Informe de Aristóbulo de Juan, que este medio publicó el pasado viernes 14 de octubre, sería una propuesta en este sentido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba