Nacional

El PP estudia devolver parte de la publicidad a RTVE

El Partido Popular estudia la posibilidad de que Radio Televisión Española vuelva a emitir publicidad en el caso de que, tal y como apuntan las encuestas, Rajoy gane las elecciones del 20 de noviembre. Según fuentes del entorno del Partido Popular y del sector audiovisual privado español, la posibilidad barajada sería un sistema intermedio entre el actual modelo en el que existe una supresión total con ciertas licencias para los patrocinios de eventos deportivos y culturales, y la comercialización liberada con la que funcionó el histórico Ente hasta finales de 2009. El sector cree que los populares están considerando la puesta en marcha del modelo de Francia, sistema en el que la pública puede emitir anuncios durante el 'prime time'.

La actual Radio Televisión Española, consolidada en audiencias y en calidad según las asociaciones de usuarios y consumidores, cuesta al año 1.200 millones de euros. Del montante, el Estado aporta más de 500 millones. El resto llega con los patrocinios, el 3% sobre los ingresos de las televisiones privadas en abierto, el 1,5% de los operadores de pago y el 0,9% de los operadores de telecomunicaciones. La urgencia de mayor austeridad con la que gobernará el próximo Gobierno obliga a que los populares valoren reducir lo que le cuesta la radio y la televisión pública. En este sentido, la vuelta parcial a la publicidad es una de las materias a valorar, y más cuando la UE ha cuestionado la legalidad del actual modelo de financiación por entender que es abusivo para las telecos y las privadas.

Todo apunta a que de una manera u otra se necesitará inyectar dinero a la televisión con nuevas fórmulas. La restauración de la publicidad parece la más sencilla, según las mismas fuentes. Aplicar en TVE el sistema con el que se gestiona la televisión pública en Francia implicaría nuevos ingresos, que aunque no serían la solución definitiva, sí aliviaría las cuentas del Estado en este campo. Sería un recurso salomónico en el que ni pública, privadas, contribuyentes, audiencia y agencias de publicidad estarían de acuerdo al 100% en base a sus intereses particulares.

Tres vías en las que TVE podría reducir costesPor debajo del presupuesto de 1.200 millones sería inviable mantener la calidad o el empleo del que goza en la actualidad la Corporación, según fuentes del Consejo de Administración. El primer tercio del montante se destina al mantenimiento de los aspectos logísticos y técnicos, otro a los profesionales y el último a la elaboración de contenidos. La reducción de costes logísticos es casi imposible salvo si se deshace del segundo múltiplex. Abaratar costes con cuestiones laborales es improbable, ya que está reciente la aplicación del ERE que afectó al 40% de la plantilla (todos veteranos y con dilatadas trayectorias y experiencia profesional). Ahorrar en el capítulo de producción propia es viable, pero supondría rebajar la calidad y por lo tanto implicaría una severa caída de la audiencia, tal y como vaticinan fuentes del Consejo.

La corporación cerrará 2011 con un déficit en torno a 50 millones de euros. Esta cantidad es ligeramente superior a la del ejercicio precedente (superó los 47M€). El próximo año, además debería contar con una partida en torno a 70 millones de euros (más de 50 por el derecho de las imágenes) para cubrir los JJ. OO. de Londres. Al parecer se trabaja compartir los derechos de Londres 2012 con operadores privados para reducir la inversión necesaria.

Presión de ‘Loobies’ publicitariosEl precio medio de la publicidad en televisión ha descendido un 5 por ciento en lo que va de año, según los datos recopilados por la Asociación Española de Anunciantes (AEA). La supresión de la publicidad en TVE supuso que durante el pasado ejercicio los precios del sector experimentasen unas alzas en torno al 25%. Desde 2010, ya como Corporación, la eliminación de los anuncios en los canales de Televisión Española liberó más de 500M€ que han ido a parar de las privadas. Para la AEA los anuncios no deberían haber desaparecido jamás de TVE. “La publicidad no debe ser considerada nunca un problema, sino parte de la solución”, aseguraron sus responsables hace meses en un comunicado.

Según el sector televisivo privado, si TVE vuelve a emitir anuncios los precios de la publicidad volverían a caer y por eso los ‘loobies’ de las agencias comerciales presionan a los partidos políticos para que promuevan su restitución en TVE. Permitiría a las agencias poder comprar minutos televisivos más baratos. Una situación similar se da en las regiones donde hay televisiones autonómicas (sus importes reducidos son imposibles de asumir por las privadas). Las comerciales nacionales mantienen que hacer frente a la actual coyuntura económica sería incompatible si se ven obligados a bajar los precios de los anuncios. Fuentes de las televisiones privadas, que se posicionan totalmente en contra de que TVE emita publicidad, considera que la vuelta parcial sería una fuerte estocada para un sector inmerso en fusiones porque no hay suficiente mercado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba