Nacional

Equipos de rescate estudian cómo retirar rocas que tienen atrapadas a tres personas en una casa-cueva

En declaraciones a Europa Press, Caicedo ha señalado que efectivos de Guardia Civil, Policía Local, Bomberos del Levante, Protección Civil y un equipo de rescate desplazado desde Águilas (Murcia) trabajan en labores de coordinación y actuación para determinar cómo retirar los escombros provocados por el desprendimiento de un talud de arena arcillosa de entre 15 y 20 metros en la zona conocida como cuevas del Castillo, en el barrio de El Realejo.

En declaraciones a Europa Press, Caicedo ha señalado que efectivos de Guardia Civil, Policía Local, Bomberos del Levante, Protección Civil y un equipo de rescate desplazado desde Águilas (Murcia) trabajan en labores de coordinación y actuación para determinar cómo retirar los escombros provocados por el desprendimiento de un talud de arena arcillosa de entre 15 y 20 metros en la zona conocida como cuevas del Castillo, en el barrio de El Realejo.

El movimiento de tierra, que ha afectado a una vivienda-cueva y a dos casas, se ha producido pasadas las 05,20 horas de la madrugada de este viernes y se ha saldado con un total de tres heridos, de los que dos han sido evacuados por los efectivos sanitarios hasta el Hospital Comarcal de La Inmaculada, en Huércal-Overa, con fracturas de diversa consideración.

Los participantes en la labores de desescombro se afanan ahora por encontrar a los tres vecinos que continúan atrapados. Al operativo se han incorporado efectivos de la Unidad Cinológica de la Guardia Civil con perros especializados en rastreo.

Una de las personas hospitalizada es un joven de 25 años que reside en uno de los inmuebles que se sitúa frente a la ladera que se ha desprendido y a los que han causado desperfectos la caída de rocas.

PEQUEÑA OQUEDAD

La otra persona trasladada al centro sanitario es una mujer de 48 años que ha podido ser rescatada del interior de la casa-cueva a través de una pequeña oquedad a través de la que han accedido un bombero, un guardia civil y un vecino después de que pudiera mantener comunicación con los integrantes del operativo de rescate. Su cuerpo estaba enterrado hasta la cintura, según han precisado a Europa Press fuentes de la Comandancia.

Un quinto miembro de la familia que habita en la casa-cueva, al parecer uno de los hijos, ha podido salir del interior por su propio pie y ha resultado ileso al igual que una anciana de 70 años que reside en una de las viviendas situadas frente a la montaña.

En el lugar del siniestro trabajan además bomberos del consorcio, miembros de Protección Civil de los municipios de Almería, de Cuevas del Almanzora, de Pulpí y de Garrucha, así como agentes de la Policía Local del municipio, efectivos de la Guardia Civil, integrantes del grupo de Emergencias de Andalucía y técnicos del 112.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba