Nacional

Turistas chinos y rusos empujan el consumo de lujo en España

Madrid y Barcelona concentran dos tercios del consumo del lujo en España. En la superficie comercial de estas ciudades se exhibe lo más exclusivo de las principales marcas europeas. En Ortega y Gasset y la Milla de Oro madrileña, así como en el Paseo de Gràcia, en Barcelona,  parpadean los escaparates de Chanel, Louis Vuitton, Tiffany&Co, Hermès, Burberry y Cartier, entre otras confituras que endulzan el gusto más exclusivo.

A un ingrediente se suma otro. No sólo son las dos ciudades que concentran más lujo, sino también dos de las más visitadas. En los ocho primeros meses de 2011, el país recibió 40 millones de turistas extranjeros. Una cifra record en la que hay que incluir lo que se ha denominado "los ricos de los países emergentes", es decir, consumidores provenientes de China y Rusia, compradores asiduos, y cada vez más feroces, de las primeras marcas.

Si 2009 fue uno de los peores años para el sector del lujo -las ventas cayeron 8% en todo el mundo-, 2010, fue el  de la recuperación  (arrojó un crecimiento del 11%, con 170.000 millones de facturación). Sin embargo,  2011 ha supuesto el nuevo boom. Se trata de un año sin centro en el que sólo se acentúan los extremos, el consumidor medio desaparece y las grandes firmas se posicionan.

En España, en 2010, el sector lujo generó 3.600 millones de euros, lo cual representa el 2,1% del total que el sector del lujo movió en todo el mundo y que, pese a la actual coyuntura, arroja un incremento de 12% respecto al ejercicio anterior.

"Yo no hablaría de lujo en general, ni de lujo en España, ni siquiera en Europa, el lujo está ahora en Asia, donde crece es en Asia, lo que pasa es que las ventas han crecido en España porque vienen los chinos y los rusos a comprar aquí", dice Lluis Sans, presidente de la Asociación de Amigos del Paseo de Gràcia y propietario de la exclusiva tienda Santa Eulalia.

"El comprador del que hablamos es un consumidor de mediana edad, con poder adquisitivo, al que no le importa alojarse en un hotel de menor calidad, porque viene a comprar. Un chino no puede explicar el hotel donde se quedó pero sí puede enseñar el Patek Phillipe que se compró", dice Sans, quien concretamente en el caso de Santa Eulalia ha visto un crecimiento más que importante.

José María Serrano, portavoz de Pictet, que ha desarrollado Pictet Premium Brands, un fondo de inversión basado en primeras marcas de productos y servicios de elevada calidad, comenta que, en efecto, existe una estimación según la cual 40% de los beneficios que se desprenden de los movimientos y operaciones de ese sector, provienen de los nuevos mercados, el más fuerte de ellos: China.

Sin embargo, para los profesionales y principales actores de las industrias creativas y culturales asoaciadas al diseño, fabricación y venta de artículos de lujo más allá de la venta está, por encima de todo, la consolidación de un sector.

Por esa razón, hace unos meses, un grupo de españolas especializadas en productos y servicios de lujo, como Loewe, Lladró o Sotogrande, han creado el Círculo Español del Lujo Fortuny, asociación que busca defender al sector en los mercados nacionales e internacionales.

El mismo objetivo lo persigue la recientemente creada Luxury Spain. La asociación agrupa a empresas de todos los sectores, como la hostelería, el inmobiliario, la moda, la joyería, el de la salud y la belleza, los viajes, la automoción, y la educación y formación, entre otros.

La presidenta de honor es la princesa Beatrice d'Orléans, está integrada por Clínica Planas, Planas Day, Elena Benarroch, Sergi Arola, Sha Wellness Clinic, Carmen Navarro, los hoteles Aguas de Ibiza, Asia Gardens, Gran Hotel Bahía del Duque, La Florida Barcelona, autos Hurtan, Flor de Sal d'es Trenc, Germanine de Capuccini, el restaurante Lhardy y la agencia Kristina Szekely.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba