Nacional

La cumbre de la Unión Europea se retrasa al 23 de octubre

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha decidido este lunes retrasar hasta el 23 de octubre la próxima cumbre de líderes europeos, prevista inicialmente para el 17 y 18 de octubre, con el objetivo de tener más tiempo para preparar la recapitalización de la banca comunitaria, revisar el segundo rescate de Grecia y reforzar el fondo de rescate de 440.000 millones de euros para países con problemas de deuda.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha decidido este lunes retrasar hasta el 23 de octubre la próxima cumbre de líderes europeos, prevista inicialmente para el 17 y 18 de octubre, con el objetivo de tener más tiempo para preparar la recapitalización de la banca comunitaria, revisar el segundo rescate de Grecia y reforzar el fondo de rescate de 440.000 millones de euros para países con problemas de deuda.

"He decidido convocar el Consejo Europeo y la cumbre del Eurogrupo una semana más tarde, el domingo 23 de octubre de 2011. Este calendario nos permitirá finalizar nuestra estrategia global para la crisis de deuda soberana de la eurozona", ha anunciado Van Rompuy en un comunicado.

"Se requieren elementos adicionales para hacer frente a la situación en Grecia, al recapitalización de los bancos y una eficiencia reforzada de las herramientas de estabilización, el fondo europeo de estabilidad financiera", ha explicado el presidente del Consejo Europeo.

Para avanzar en estas cuestiones, Van Rompuy ha dicho que es necesario conocer el informe de los inspectores de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia, así como el plan de la Comisión para recapitalizar la banca de forma coordinada, con la asistencia de la Autoridad Bancaria Europea. Bruselas presentará su plan esta semana.

La Unión Europea se ha comprometido este lunes a pactar una solución global a la crisis de deuda antes de la cumbre del G-20 que se celebrará en Cannes los días 3 y 4 de noviembre y ha reclamado a Estados Unidos, China y el resto de socios internacionales una actitud "constructiva" para evitar una recaída en la recesión.

"Europa será el centro de atención en la cumbre de Cannes. Nuestros socios del G-20 tienen la impresión de que, si Europa no resuelve la crisis de deuda soberana que le afecta en estos momentos, la economía mundial sufrirá graves repercusiones", admiten los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, en una carta conjunta dirigida al resto de líderes europeos para preparar la cumbre del G-20.

"Nos corresponde demostrar que la UE está determinada a hacer todo lo necesario para superar las dificultades actuales", resaltan Barroso y Van Rompuy. "Al mismo tiempo, pediremos igualmente a nuestros socios del G-20 que contribuyan de manera constructiva a afrontar los desafíos económicos mundiales", añaden.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba