Nacional

El Sector Exterior Compensa la Caída de la Demanda Interna

El PIB de la economía española desaceleró en el segundo trimestre su tasa de crecimiento intertrimestral de +0,4% a +0,2%, siendo su composición peor de los que nos recogen las cifras a primera vista, además de ser incomprensible. El consumo privado repunta en el trimestre +0,6%, mientras que la inversión, o formación bruta de capital fijo, y el consumo público caen un -1,0% y -2,4%, respectivamente. Véase cuadro 1. En términos interanuales el crecimiento se desacelera de +0,9% a +0,7%, con un aumento de la contribución negativa de la demanda interna de -0,4% a -1,9%, y un aumento de la contribución positiva del sector exterior de +1,3% a +2,6%. De nuevo surgen serias dudas sobre este último dato del sector exterior. La contabilidad nacional de España suaviza en exceso los ciclos, y no guarda relación con los indicadores mensuales que se publican, y la propia evolución cíclica de los países a los que exportamos. La destrucción de empleo continúa, ver cuadro 2, mientras que la remuneración de asalariados se recupera ligeramente, ver cuadro 3. El empleo de la economía desciende a un ritmo del 1,0%, y las horas efectivamente trabajadas decrecen a un ritmo del 1,7%. El decrecimiento del coste laboral unitario se estabiliza en el –1,5%, situándose tres puntos y medio por debajo del deflactor implícito del PIB.

Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba