Nacional

La marcha de Barcina allana el terreno para ensayar en Navarra la coalición PP-PSOE

La renuncia de la presidenta del Gobierno foral a repetir candidatura facilita un pacto entre UPN, socialistas y populares tras las elecciones autonómicas de mayo. Las tres formaciones se necesitan para frenar el impacto de Bildu o Podemos...

El pasado lunes la presidenta del Gobierno de Navarra y de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Yolanda Barcina, anunció por sorpresa su renuncia a repetir como candidata a revalidar su cargo en el Ejecutivo foral. Una decisión un tanto sorprendente si se tiene en cuenta que meses atrás ella misma aseguró que volvería a presentarse. En estos días Vozpópuli ha podido conversar con diferentes fuentes de la política en dicha región. Y la principal conclusión es que Barcina se ha marchado para allanar el camino hacia una confluencia de los partidos constitucionalistas. Es decir, su marcha facilita un pacto entre su formación, el PSOE y el PP en Navarra, frente al crecimiento de Bildu y la probable irrupción de Podemos. Todo un ensayo de la famosa gran coalición que socialistas y populares podrían repetir, tiempo después, en el Parlamento nacional. 

En las próximas elecciones autonómicas de Navarra, en mayo, el resultado es más que incierto. Las encuestas que manejan unos y otros, alguna publicada pero la mayoría no, apuntan a una enorme fragmentación de la Cámara. Una fragmentación que es habitual en el Parlamento de Pamplona pero que en esta ocasión puede crecer debido al imprevisible efecto Podemos. Todos dan por hecho que UPN volverá a ser la fuerza más votada. Pero ni por asomo alcanzará una mayoría absoluta. Por tanto, si quiere seguir gobernando el partido de Barcina está abocado a los pactos. Y la única posibilidad que se vislumbra en las sedes de las formaciones políticas es un acuerdo a tres bandas, entre UPN, PSN y PPN. Sería, por tanto, una suerte de pacto constitucionalista frente a nacionalistas y fuerzas a la izquierda del PSOE. 

Los números cantan

En las últimas elecciones forales, UPN venció y logró 19 parlamentarios, el PSN fue la segunda fuerza con 9, en tercer lugar quedó Nafarroa Bai con 8, después Bildu con 7, el siguiente puesto fue para el PP con 4 y cerró la clasificación IU con 3

Por supuesto, no hay ningún acuerdo previo al respecto. Pero las matemáticas electorales apuntan a esta opción. Ocurre, sin embargo, que tampoco es seguro que entre las tres formaciones vayan a conseguir los 26 escaños necesarios para gobernar un arco parlamentario de 50. En las últimas elecciones forales, UPN venció y lgró 19 parlamentarios, el PSN fue la segunda fuerza con 9, en tercer lugar quedó Nafarroa Bai con 8, después Bildu con 7, el siguiente puesto fue para el PP con 4 y cerró la clasificación IU con 3. 

Diversas fuentes consultadas por este diario apuntan a que en 2015 una vez más UPN vencerá, Bildu será la segunda fuerza y Podemos podría irrumpir como tercera, con un fuerte desgaste para el PSN y también para Geroa Bai (antes NaBai). El PP e IU cosecharían resultados aún más bajos de los que ya tienen. Aunque se trata solo de una predicción, es curioso que diversas fuentes coinciden en su pronóstico. Con estos resultados aproximados, aún por concretarse en los comicios, a UPN solo le quedaría la opción de sumarse a PSN y PPN, como ya se ha dicho. En este escenario hipotético, una vez más el Partido Socialista tendría la llave del gobierno en Navarra.

Como en el Congreso...

Una situación que, por cierto, se parece bastante a lo que puede ocurrir en las siguientes elecciones generales, según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En el caso de Navarra, UPN y Bildu querrían el apoyo de los socialistas para gobernar, sin que esté claro qué haría Podemos, que lógicamente nunca ha tenido representación en la comunidad foral. Solo en ese contexto se entiende la renuncia de Barcina. Y es que si algo tenían claro los socialistas navarros era que jamás pactarían con UPN si ella era la cabeza de cartel. Y es que el enfrentamiento es total

La candidata del PSN, María Chivite, al igual que opinan sus correligionarios, no aceptaría en ningún caso llegar a entendimiento con Barcina. Con UPN el acuerdo sería difícil, pero no imposible. Esa misma tesis es la que argumenta un importante sector de UPN encabezado por Miguel Sanz, expresidente del partido y expresidente del Ejecutivo foral. No puede perderse de vista que en la legislatura que ahora termina, la formación regionalista, con Barcina a la cabeza, ha gobernado gracias al apoyo, a veces más explícito y a veces menos, de los socialistas. Algo que ha desgastado mucho al PSOE en Navarra y que ha generado, entre otras cosas, el relevo al frente de la formación en la comunidad. 

Fuentes muy cualificadas de UPN repetían estos días que "lo que no puede ser es que estemos en una situación de no pactar con nadie, cuando sabemos que no vamos a tener mayoría absoluta"

Fuentes muy cualificadas de UPN repetían estos días que "lo que no puede ser es que estemos en una situación de no pactar con nadie, cuando sabemos que no vamos a tener mayoría absoluta". Y, en ese sentido, agregaban que "Barcina, aunque al principio no quisiera, ha hecho un gran favor al partido apartándose". Un favor que solo con el tiempo se verá si da resultado. Al anunciar su decisión de no repetir candidatura, la aún presidenta del Ejecutivo foral apeló a recuperar tiempo para su vida personal. Y muchos pensaron rápidamente en su relación con Manuel Pizarro

Es cierto, aseguran diversas fuentes, que el tema personal ha pesado en la decisión de Barcina. Pero lo principal ha sido, según coinciden todos, la división existente en UPN en los últimos años, en buena medida por la corriente crítica con su liderazgo, y esa necesidad de pacto con el PSOE. O sea, se ha tratado de un sacrificio que era obligado. Para sustituir a Barcina suenan ahora dos nombres con más fuerza: Amelia Salanueva y José Javier Esparza. Una u otro tienen una difícil papeleta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba