La mayoría de los grupos ven pura propaganda en el pacto que negocian PP y PSOE contra el terrorismo

El PSOE exige que se mantenga la nacionalidad a los españoles condenados por terrorismo yihadista

Los socialistas se oponen a que pueda retirarse la nacionalidad a los residentes en España condenados por actividades ligadas al terrorismo yihadista y esta es una de las razones que ha retrasado el acuerdo con el Gobierno para reformar le legislación vigente.

La Guardia Civil detiene a un presunto activista de la yihad en Ceuta.
La Guardia Civil detiene a un presunto activista de la yihad en Ceuta. Europa Press

De los trece partidos que forman el arco parlamentario, solo dos suscribirán el pacto contra el terrorismo yihadista que ultiman el PP y el PSOE. Incluso diputados de estas dos últimas formaciones lo ven poco eficaz y como un instrumento de propaganda, un claro ‘bluff’ orientado a la galería.

Francia y Reino Unido sí prevén en sus legislaciones la pérdida de nacionalidad

Debido a las presiones ejercidas por los socialistas, puede quedarse fuera del acuerdo algo que todos los expertos en terrorismo consideran eficaz, como es la retirada de la nacionalidad española a aquellas personas condenadas por actividades yihadistas que residan en este país. Es una medida que está en legislaciones tan avanzadas como las de Francia y Reino Unido y que puede ser muy útil para desincentivar la entrada en este tipo de organizaciones de residentes en España que se mueven cerca de estas células radicales.

En la actual legislación, solo pierden la nacionalidad los españoles emancipados que renuncien expresamente a ella y residen habitualmente en el extranjero. En el caso francés, el Consejo Constitucional acaba de avalar por primera vez la pérdida de la nacionalidad francesa a un presunto terrorista, no sin gran polémica política en el país vecino.

Al calor del atentado contra Charlie Hebdo

En lugar de apuntar a medidas que pueden ser muy útiles en las tareas preventivas, los dos principales partidos, al calor del atentado contra Charlie Hebdo, han puesto la lupa en cuestiones menores que pueden llegar a tener, eso sí, cierto impacto mediático. De esta forma, la impresión más generalizada es que la montaña va a parir un ratón a través de una proposición de ley que encierra una reforma más aparente que real ya que, entre otras cosas, ni siquiera tiene en cuenta el bajo presupuesto con el que trabaja el Centro Nacional de Inteligencia, poco más de 223 millones de euros, una cifra inferior a la cláusula de rescisión del jugador del Barcelona Leo Messi.

Entre las novedades que el PP y el PSOE pondrán en valor, pero que el resto de los grupos parlamentarios desprecian, figura la tipificación como delito del auto-adiestramiento terrorista a través de internet, iniciativa polémica porque, entre otras razones, será difícil de probar que alguien que acceda a una página web vinculada a movimientos terroristas lo ha hecho para aplicar sus procedimientos.

El presupuesto del CNI es inferior a la cláusula de rescisión del jugador del Barcelona Leo Messi

El Gobierno defiende también castigar al que “se traslade o establezca en un territorio extranjero controlado por un grupo u organización terrorista” y endurece la tenencia de explosivos por parte de quienes no pertenezcan a organizaciones armadas. Con esta y otras medidas se persigue una lucha más eficiente contra los llamados ‘lobos solitarios.

Los dos principales partidos esperan aprobar el texto definitivo de la reforma el mes que viene en el Congreso. Finalmente, salvo sorpresas de última hora, no recogerá de forma expresa la figura de la prisión permanente revisable, aunque se remitirá para ello al Código Penal que prevé esta nueva pena.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba