LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

Retrato de una yihadista: de camarera de hotel en Canarias a 'celestina' del Estado Islámico

Silvia Celestín Carrasco, la gaditana convertida a Islam a la que la Policía arrestó el martes en Lanzarote acusada de reclutar niñas y adolescentes a través de Facebook para enviarlas a Siria e Irak, tenía contacto directo con Mohamed El Amin, cabecilla del EI.

Imagen distribuida por la Policía de la detención el martes en Lanzarote de Silvia Celestín.
Imagen distribuida por la Policía de la detención el martes en Lanzarote de Silvia Celestín. POLICÍA

En su perfil de la red social Linkedin no contaba con ningún contacto y el currículum profesional que incluía en el mismo recogía un escueto "camarera de piso" en un hotel de cuatro estrellas de Arrecife, la capital de Lanzarote. Sin embargo, su actividad en Internet era mucho más activa, aunque con otros fines muy distintos: convencer a través de Facebook a niñas y adolescentes para que viajen a Siria e Irak a sumarse al autodenominado Estado Islámico (EI). Era Silvia Celestín Carrasco, la gaditana de 44 años convertida al Islam a la que la Policía detuvo el pasado martes acusada de reclutar a mujeres jóvenes dispuestas a realizar en los territorios ocupados por los yihadistas labores domésticas, hospitalarias o, simplemente, para servir de entretenimiento sexual a los combatientes. Los agentes creen que supuestamente había conseguido contactar de manera estable con entre ocho y diez aspirantes.

Silvia se convirtió al Islam hace 30 años, cuando era una quinceañera. Su radicalismo es más reciente y, sobre todo, muy rápido: en sólo un año abrazó las posiciones más rigoristas de su religión

La Policía tuvo las primeras sospechas de la vinculación de esta mujer con el EI en agosto de 2014, hace ahora casi un año, tras una operación que permitió interceptar en Melilla a una menor de edad que, en compañía de otra joven de 19 años, iba a abandonar España con destino a Marruecos para, una vez allí, viajar hasta zonas controladas por el EI. Entre la documentación intervenida en aquel operativo a las detenidas apareció un contacto que remitía a un persona de nacionalidad española que residía en Lanzarote. Las primeras investigaciones permitieron concretar que se trataba de Silvia Celestín, nacida en 1971 en Cádiz y que se había convertido al Islam hacía casi 30 años, cuando era una quinceañera.

La Policía pudo comprobar que Silvia, que había estado casada con un musulmán de origen marroquí y que en la actualidad mantenía una relación con un segundo hombre de la misma nacionalidad, mostraba una gran actividad en Internet, donde contactaba a través de Facebook con adolescentes, algunas de ellas casi niñas. Una vez localizadas las futuras candidatas, las agregaba a foros de programas de mensajería instatánea, como Whatsapp y Telegram, a través de los cuales las radicalizaba con vídeos. Era el paso previo a un encuentro personal con ellas. Madre de un joven veinteañero y abuela de un niño de corta edad, la mujer había caído en ese extremismo que predicaba de modo reciente y, sobre todo, de manera muy rápida: en poco más de un año, según detallan a Vozpópuli fuentes de la lucha antiterrorista. De hecho, llegó a desplazarse al menos una vez a Mauritania, donde pasó cuatro meses recibiendo enseñanzas en una escuela coránica que le sirvieron para fortaleces sus creencias rigoristas.

Contacto con un "facilitador"

Aquel viaje no iba a ser el único con dicho fin. La Policía detectó recientemente que estaba decidida a desplazarse a las zonas controladas por el Estado Islámico precisamente para reforzar sus postulados yihadistas. Ello y las soflamas que lanzó exaltando los recientes atentados de Túnez y Lyon, provocó que se precipitara su arresto el pasado martes. Silvia, que cuando fue detenida de madrugada pidió a los agentes que le permitieran cubrirse de arriba a abajo con ropas acorde a su visión rigorista del Islam, tenía importantes contactos en el que pretendía que fuera su destino: un ciudadano llamado Mohamed El Amin. Éste es considera por los expertos de la lucha antiterrorista un "facilitador', uno de los cabecillas de la organización encargado de indicar a los aspirantes a incorporarse al EI cuáles son las rutas más seguras para llegar a destino. También intercambiaba mensajes con otro miembro del EI llamado Ismael Noran.

La Policía sospecha que la detenida había conseguido reclutar a entre ocho y diez jóvenes a través de Internet. Ella misma pensaba desplazarse en breve a zonas controladas por el EI

Según la Policía, Silvia había transmitido ya esa información a las jóvenes con las que había contactado y a las que, además de radicalizar, les explicaba qué debían hacer para evitar ser interceptadas en su tránsito hasta las zonas controladas por el Estado Islámico. Sin embargo, todo apunta que aún no había conseguido enviar a ninguna de las candidatas. Una vez allí, el destino de éstas iba a ser ejercer labores de apoyo doméstico y hospitalario, realizar funciones 'policiales' para que la población femenina observara escrupulosamente la 'sharia' o, incluso, mantener relaciones sexuales con los combatientes en 'matrimonios por horas'.

La Policía analiza ahora la documentación y, sobre todo, los equipos informáticos intervenidos en el piso que Silvia Celestín ocupaba en la calle Doctor Juan Negrín de la capital lanzaroteña, una vivienda que, según medios locales, había alquilado su hermano y que ella quería pagar con una ayuda pública que pidió hace unos meses y que se le denegó. En los ordenadores, los investigadores buscan, sobre todo, información sobre las jóvenes contactadas, y cuyo número los expertos de la lucha antiterroristas sitúa entre ocho o diez. Las fuentes consultadas destacan que ellas son la constatación de un nuevo fenómeno en el yihadismo europeo: el papel cada vez más destacado de las mujeres y que, según destaca un alto mando policial, se ha traducido en casos concretos en los que son ellas son las que arrastran a sus maridos e hijos al radicalismo. Silvia, la camarera del hotel de cuatro estrellas a la que este jueves el juez Santiago Pedraz tomará declaración en la Audiencia Nacional, es una de estas nuevas protagonistas de la yihad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba