Nacional

El 'Fortuna' vuelve a manos de los empresarios baleares que se lo regalaron al Rey y no séra subastado para proyectos sociales

El Gobierno ha decidido devolver sin coste el yate 'Fortuna', valorado en alrededor de 18 millones de euros, al grupo de empresarios de Baleares que lo donaron en el año 2000 para uso y disfrute de la Familia Real, pese a la idea inicial de venderlo y destinar lo obtenido a proyectos sociales. 

El yate "Fortuna", perteneciente a la Familia Real
El yate "Fortuna", perteneciente a la Familia Real G3digital

El Gobierno ha decidido devolver sin coste el yate 'Fortuna' al grupo de empresarios de Baleares que lo donaron en el año 2000 para uso y disfrute de la Familia Real, después de que el Rey renunciara a utilizarlo y una vez que los mismos empresarios expresaran su deseo de recuperar su propiedad, incluso a pesar de la idea inicial de venderlo y destinar lo obtenido a proyectos sociales en la isla.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Gabinete ha aprobado este viernes un real decreto que permite acometer la desafectación del "Fortuna".

La Abogacía del Estado ha considerado que la donación que hizo la Fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares (Fundatur) tiene un carácter "modal", para que lo utilizara el Rey y la Familia Real, y como ahora ya no se le da ese uso, el Ejecutivo ha dado vía libre para su revocación después de que el Monarca comunicara a mediados de mayo que renunciaba al uso de esta emblemática embarcación, poniéndola a disposición del Estado. 

Poco después, los empresarios que le habían regalado el barco, reunidos en torno a la fundación Fundatur, solicitaron su devolución al Ejecutivo, bajo el argumento de que cuando lo entregaron a Patrimonio Nacional lo hicieron "para el uso y disfrute de su Majestad el Rey y de los miembros de la Familia Real", es decir, que se trató de una "donación modal y finalista".

Ahora, ha explicado la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el Gobierno ha aprobado un real decreto para desafectar el yate, después de que Patrimonio Nacional, a requerimiento del jefe del Estado, hubiera iniciado el procedimiento al respecto y ha recordado que los empresarios de Fundatur han reclamado su devolución porque "no se destina al fin para el que fue donado".

Los servicios jurídicos del Estado han confirmado que se trata efectivamente de una "donación modal" y por ello, una vez "desaparecida esa circunstancia", esto es, su utilización por parte del Rey, han dictaminado que procede la revocación de la donación y, consecuentemente, la "devolución del bien".

Ahora sólo resta que Patrimonio Nacional se ocupe de los trámites necesarios para que el buque pase a los empresarios de Baleares.

Los empresarios han reclamado su devolución por no destinarse al fin por el que se donó.

El "Fortuna" es un yate de alta velocidad y 41 metros de eslora, fue donado en el 2000 por Fundatur, entidad presidida por Carmen Matutes y que contaba entre su treintena de patronos con los máximos responsables de Sol Meliá, Barceló, Globalia, la Caixa y la Caja de Ahorros de Baleares "Sa Nostra". En su día, costó unos 3.000 millones de pesetas -equivalentes a 18 millones de euros- pagados a los astilleros Bazán en San Fernando (Cádiz) para sustituir al anterior "Fortuna", donado en 1979 por el rey saudí Fahd, que a su vez reemplazaba a otra embarcación con el mismo nombre que don Juan Carlos utilizaba en aguas de Baleares desde agosto de 1976.

Tras conocerse que don Juan Carlos renunciaba a su utilización, el Gobierno de Baleares, presidido por Joan Bauzá y que forma parte como patrono de la fundación que encargó su construcción, apoyó su retorno a sus propietarios originales. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba