Nacional

Goldman Sachs-Azora vende por Internet viviendas del Ivima a precios altos y con inquilinos dentro

Tras adquirir 3.000 pisos sociales a la Comunidad de Madrid, el fondo de inversión publicita las casas en webs como Idealista o Fotocasa sin pactar una solución con sus residentes. Los afectados, forzados a largarse, dicen que se ofertan cosas que las viviendas no tienen.

Manifestación en diciembre en el Barrio de La Ventilla contra la venta de pisos del Ivima a fondos privados.
Manifestación en diciembre en el Barrio de La Ventilla contra la venta de pisos del Ivima a fondos privados. cordelesdehesavilla.blogspot.com.es

Primero, en octubre pasado, se produjo la venta de 3.000 viviendas sociales del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivimaal fondo de inversión Goldman Sachs-Azora; más tarde, en enero, trascendió que el fondo, a través de una filial denominada Encasa Cibelespresionaba a los inquilinos en régimen de alquiler para que compraran sus pisos o se largaran a la calle; finalmente, la última salida de Goldman resulta, cuando menos, sorprendente: algunas viviendas han sido puestas a la venta en Internet a través de webs inmobiliarias, con la peculiaridad de que los vecinos continúan habitándolas en espera de alcanzar una solución.

Eso es lo que les ha sucedido a decenas de afectados de la zona de La Ventilla, entre los barrios madrileños de Tetuán y El Pilar. Son aproximadamente 300 de las 3.000 viviendas que la Comunidad de Madrid vendió al fondo privado, cuyos residentes se adhirieron en su día al Plan Alquila Joven del Ivima para arrendar una casa a precios razonables y ahora les vence la opción a compra. Y mientras muchos negocian con Goldman un arreglo para quedarse en la morada que han ocupado los últimos años, algunos se han sobresaltado al ver que sus pisos se venden a través de páginas tan populares como Idealista.com o Fotocasa.es.

Goldman Sachs obtiene un beneficio descomunal: compró cada vivienda por 65.000 € y la vende a 180.000    

Se venden a precios mucho más caros de lo que saldrían a través de la gestión del Ivima, que en teoría se dedica (o se dedicaba) a fines tan nobles como la promoción de viviendas sociales o la rehabilitación de edificios antiguos. Aquí va un ejemplo: este piso se oferta tanto desde Fotocasa como desde el idealista por un precio de salida de 180.000 euros. Lo está haciendo un comercial de Goldman Sachs Azora-Encasa Cibeles. El problema es que si el vendedor fuera uno de los inquilinos afectados, el precio máximo de esta casa sería de 155.000 euros, de acuerdo con las cláusulas del Plan Joven. A otros perjudicados les ha ocurrido lo mismo: de la noche a la mañana comprobaron que su vivienda se oferta en Internet.

De hecho, Goldman Sachs obtiene un beneficio descomunal con relación a la compra que ejecutó: el fondo pagó 200 millones a la Comunidad por 3.000 pisos (a algo más de 65.000 euros por casa) y luego persigue colocarlas por más del doble.

"Venden que el edificio tiene parabólica, cuando a veces no captamos ni La 1 ni La 2"

Es el mismo precio que exige a los inquilinos que quieren quedarse: se aplica un coeficiente multiplicador de hasta el 2%, dos o tres veces superior a lo que establecía el plan del Ivima. “La diferencia va de 130.000 euros a 200.000”, denuncia un afectado, “que es lo mismo que decir: con lo primero, me quedo; con lo segundo, me echan”. Algunos vecinos han solicitado a entidades bancarias la tasación de sus viviendas, y la valoración siempre andaba por 120.000 o 130.000 euros.

Los residentes acusan al fondo de ofertar cosas que las viviendas no tienen. “En mi anuncio”, dice otro vecino de La Ventilla, “venden que el edificio tiene antena parabólica y es mentira”, asegura. “Hay muchos canales que no vemos y en algunas ocasiones no tenemos conexión a cadenas como La 1 o La 2”. Los inquilinos indican que se utilizan fotos de otros pisos para vender los suyos. “Y además llaman al bloque urbanización cerrada. ¿Qué significa eso?”, se pregunta un tercero.

La oposición al PP se mueve para evitar un posible desahucio contra estas familias. La diputada autonómica Marisa Moreno (IU) pedirá la comparecencia del consejero de Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero. "El Gobierno no quiere escucharnos mientras las familias están cada vez peor", comentaba ayer Moreno a este medio en los pasillos de la Asamblea. Se dan casos de minusválidos que viven en La Ventilla y están a punto de ser desalojados.    


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba