Nacional

Afiliados de UPyD recogen firmas para presentar una moción de censura contra Rosa Díez

Los militantes pretenden que el Consejo Político del próximo sábado nombre una gestora y convoque un congreso extraordinario. Sin embargo, la líder de los magentas refuerza su liderazgo con Andrés Herzog como mano derecha...  

Este es el documento que están firmando militantes de UPyD.
Este es el documento que están firmando militantes de UPyD. VOZPÓPULI

El cisma crece en Unión, Progreso y Democracia (UPyD). Un grupo de afiliados recoge firmas para promover una moción de censura contra Rosa Díez. Estos militantes pretenden que el Consejo Político del próximo sábado derroque a la líder, nombre una gestora y convoque un congreso extraordinario en un plazo de tres meses. Así lo permiten los estatutos de la formación magenta. Sin embargo, la portavoz del partido maniobra para reforzar su liderazgo. En primer lugar, este miércoles nombró al abogado Andrés Herzog como portavoz adjunto. Y, como ya ha contado este diario, la dirección prepara un documento de respaldo a su estrategia para el futuro

El requisito básico para que la dirección acepte la propuesta y la lleve a debate ante el Consejo Político es que esté firmada por un 5% de los afiliados (unas 300 rúbricas)

Ante la guerra civil que estos días se vive en el seno de UPyD, varios afiliados han decidido tomar cartas en el asunto para variar el rumbo de la formación. En las últimas horas están pidiendo a otros militantes que suscriban un documento, al que ha accedido Vozpópuli, que aboga por un cambio radical en el partido. Dicho texto se presentará ante el Consejo de Dirección -firmado por 16 miembros tras el abandono de Irene Lozano, Álvaro Anchuelo y otros dos vocales- para que lo incluya en el orden del día del Consejo Político que la formación celebra este próximo sábado. Este órgano interno está formado por 150 miembros que se eligen cada cuatro años en el congreso del partido. 

Como recuerdan estos militantes al principio de su texto, el artículo 32.9 de los citados estatutos faculta a cualquier militante para "promover para su debate y deliberación en el Consejo Político aquellas cuestiones de interés general y actualidad, y sobre las que el partido no se haya pronunciado con anterioridad". El cauce para ello es, como se ha dicho, presentar la iniciativa en primer lugar ante el Consejo de Dirección. El requisito básico para que la dirección acepte la propuesta y la lleve a debate ante el Consejo Político es que esté firmada por un 5% de los afiliados. Teniendo en cuenta que UPyD asegura tener unos 6.000 afiliados, este grupo necesita unas 300 rúbricas para que su iniciativa se debata el sábado

Esta moción de censura solo prosperará si logra el respaldo de 2/3 de los miembros del Consejo Político, excluidos para su cómputo los propios miembros del propio Consejo de Dirección

Más en concreto, la propuesta de estos afiliados se fundamenta en el artículo 32.2.I de los estatutos del partido, que reza que el Consejo Político "podrá exigir, en su caso, la responsabilidad política del Consejo de Dirección y del Portavoz del partido mediante la presentación de una moción de censura que para prosperar deberá obtener el respaldo de 2/3 de sus miembros, excluidos para su cómputo los propios miembros del propio Consejo de Dirección, en sesión convocada al efecto". Es decir, para sacar adelante la moción de censura hacen falta menos de cien votos (el Consejo Político tiene 150 miembros, pero habría que restar a los 16 de la dirección en la votación). "De resultar aprobada, el Consejo Político nombrará una Comisión Gestora en sustitución del Consejo de Dirección, que se encargará de convocar un Congreso extraordinario dentro del plazo de tres meses"

Sus motivos

Los promotores de esta moción de censura exponen en su documento una decena de argumentos por los que se debe tener en cuenta. Y entre esos diez puntos destaca sobremanera el último: "Los bajos resultados en las elecciones, resultado de la suma de los nueve puntos anteriores". Entre esos otros motivos remarcan, por ejemplo, que "las actitudes y decisiones del actual Consejo de Dirección proyectan una imagen, dentro y fuera del partido, que nada tiene que ver con las ideas de regeneración y Tercera Vía por las que se fundó el partido, y por las que muchos de nosotros nos afiliamos". 

Frente a estos y otros movimientos de la militancia, la dirección continúa enrocada y trata de afianzar sus posiciones. Por ello, este miércoles Rosa Díez anunció que había nombrado como portavoz adjunto de UPyD a Andrés Herzog. Hasta este momento, era el secretario general del grupo parlamentario y el abogado que se ocupaba del caso Bankia, entre otras cosas. Herzog es uno de lo hombres de confianza de Díez. De hecho, el pasado lunes, durante la comparecencia de la portavoz para valorar los resultados de las elecciones andaluzas, él fue uno de los dos únicos cargos del partido que respaldaron a su jefa con su presencia. 

Una resolución para controlar el partido

Además del nombramiento de Herzog, la dirección de UPyD anunció que convocaba para este sábado un Consejo Político de carácter extraordinario en el que "el único punto en el orden del día será debatir y votar una resolución política sobre la estrategia del partido de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán el 24 de mayo". Este miércoles Vozpópuli ya adelantaba que Díez y sus afines estaban trabajando en un documento para fijar las directrices de la formación en el futuro

Irene Lozano, Álvaro Anchuelo, Rodrigo Tena y David Andina dejaron el Consejo de Dirección precisamente porque no se aprobaron sus propuestas: acercamiento a C's y dimisión de Díez

Con dicho texto, la propia portavoz, Herzog, Carlos Martínez Gorriarán y el resto de la dirección intentarán mantener el control del partido y remarcarán la necesidad de continuar con una estrategia parecida a la actual. Las fuentes consultadas aseguran que en este texto nada se dirá sobre la posibilidad de llegar a pactos con Ciudadanos ni de una renuncia de la propia Díez. Ambas cuestiones ya se votaron en la tensa reunión de la dirección del pasado lunes que terminó, como es sabido, con la renuncia de Irene Lozano, Álvaro Anchuelo, Rodrigo Tena y David Andina. Los cuatro dejaron el Consejo de Dirección precisamente porque no se aprobaron sus propuestas: acercamiento a Ciudadanos y dimisión de Díez. 

Entretanto, la formación que lidera Albert Rivera dejó claro este miércoles que descarta llegar a cualquier tipo de acuerdos con UPyD mientras Rosa Díez se mantenga al frente del partido. Por lo que parece, no habrá alianza electoral. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba