Nacional

UPyD camina hacia el abismo: dos de sus tres familias internas quieren sumarse ya a Ciudadanos

La formación magenta se resquebraja y las corrientes críticas con Rosa Díez abogan por acercarse cuanto antes al partido de Albert Rivera. Las encuestas apuntan a otra debacle electoral el 24-M. Y el éxodo de militantes continúa... 

Rosa Díez y Toni Cantó en el Congreso de los Diputados
Rosa Díez y Toni Cantó en el Congreso de los Diputados EFE

Malos tiempos para Unión, Progreso y Democracia (UPyD). La formación magenta se resquebraja a pasos agigantados. Dos de las tres familias del partido apuestan claramente por una alianza con Ciudadanos. Una es la candidatura que liderará Irene Lozano y otra es el grupo que lidera Enrique Calvet. Frente a esta crisis sin precedentes, la dirección nacional que encabezan Rosa Díez y Andrés Herzog ha optado por represaliar a algunos de los críticos del partido. La última víctima de esta suerte de purga es el asturiano Ignacio Prendes, que tras ser expulsado del partido ha anunciado la creación de una plataforma llamada Encuentro para impulsar el acuerdo con la formación de Albert Rivera

La cúpula de UPyD impuso sus tesis en el Consejo Político celebrado semanas atrás. Con su decisión de convocar un congreso extaordinario tras las elecciones autonómicas y municipales del proóximo 24 de mayo, la dirección creía haber ganado tiempo y, de paso, haber sofocado el enorme incendio nacido como consecuencia del nefasto resultado en las elecciones andaluzas. Nada más lejos de la realidad. El fuego interno crece y crece. Esta misma semana se han sucedido varios episodios que evidencian una crisis desmesurada. PrimeroToni Cantó anunció su renuncia a concurrir en las elecciones valencianas. 

No se recuerda una crisis semejante en sus ocho años de historia. Y las fuentes consultadas por este diario apuntan a que dicha división va a continuar en las próximas horas

Después, el Consejo de Dirección que controlan Díez y Herzog se vio obligado a colocar varias gestoras en Andalucía y Castilla y León, por las dimisiones, y en Asturias, por las críticas de los dirigentes autonómicos. Muestras claras de que el partido continúa más dividido que nunca. No se recuerda una crisis semejante en sus ocho años de historia. Y las fuentes consultadas por este diario apuntan a que dicha división va a continuar en las próximas horas. Porque son muchos los que no están de acuerdo con las últimas decisiones de la dirección

De hecho, dos de las tres corrientes internas del partido apuestan claramente por una alianza con Ciudadanos. Justo al revés que Rosa Díez y sus afines. El grupo crítico que lideran los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo son proclives a dicho pacto, aunque no lo hayan dicho claramente. Y la corriente La ciudadanía primero, encabezada por el eurodiputado Enrique Calvet insiste en que quiere cambiar el partido desde dentro, perohabla abiertamente de llegar a acuerdos con el partido naranja.

La decisión de represaliar a las voces críticas de UPyD como Maura, Calvet y Prendes no ha gustado a algunos en el partido, pero también ha contentado a otros

Eso sí, el propio Calvet se ha visto obligado a abandonar la delegación del partido en el Parlamento Europeo y continuará su labor en el grupo ALDE como independiente. Algo que llega después de que en plena Semana Santa la cúpula de UPyD anunciase que iniciaba los trámites para expulsar tanto al propio Calvet como al también eurodiputado Fernando Maura. Esa decisión de echar a las voces críticas no ha gustado a algunos en el partido, pero también ha contentado a otros. Prueba evidente de la divisón imperante

A pesar de las críticas, la propia Díez animó este miércoles "los Maura, Calvet y Prendes" suspendidos o expulsados del partido por hacer caso omiso de las decisiones de la dirección, que dejen sus actas de diputado y tomen ejemplo de la "coherencia" de Toni Cantó, que renunció a su escaño en el Congreso. A través de su cuenta en Facebook, la líder de UPyD recordaba a los eurodiputados Enrique Calvet y Fernando Maura, y al único diputado que tenía UPyD en Asturias, Ignacio Prendes, que accedieron a sus escaños en las listas de la formación magenta y "gracias al esfuerzo" de los militantes y simpatizantes del partido.

El caso de Prendes, paradigmático

A última hora de este miércoles la dirección nacional decidió expulsar al único diputado autonómico en el Parlamento asturiano, Ignacio Prendes, una de las voces más autorizadas de la formación. Tras esta sorprendente decisión, Prendes ha anuncido hoy que impulsará una plataforma de ámbito nacional denominada Encuentro que recogerá a los "náufragos" de la formación que apuestan por un acuerdo con Ciudadanos. Y ese grupo de proclives a la alianza es cada día más numeroso. 

Tras anunciar su renuncia al escaño en la Cámara asturiana al borde de las lágrimas, Prendes ha señalado que dicha asociación debe servir para seguir "defendiendo las mismas ideas" que algunos venían apoyando para buscar la unión de ambos proyectos "y construir una tercera vía política para España", informó Efe. "Alguien tenía que salir a campo abierto en esa guerra de trincheras, lo hice yo en primera persona y asumo toda la responsabilidad", ha señalado respecto a su decisión de promover un acuerdo electoral con Ciudadanos en Asturias, respaldada este mismo miércoles por los militantes de UPyD en el Principado que asistieron a una asamblea convocada por la dirección regional ya destituida.

Varias fuentes aseguran desde hace días que el paso de militantes desde el partido magenta hacia la formación naranja es ya un hecho consumado que está acaeciendo desde hace meses

Lo ocurrido en Asturias en un ejemplo de lo que ya está pasando entre bambalinas en otros territorios. Y de lo que puede acabar sucediendo a nivel nacional: un trasvase masivo a Ciudadanos. Como ya adelantó este diario, diversas fuentes de UPyD consultadas por Vozpópuli aseguran desde hace días que el paso de militantes desde el partido magenta hacia la formación naranja es ya un hecho consumado que está acaeciendo desde hace meses. Además, consideran que lo peor todavía está por venir.

Aparte de la batalla interna de las últimas semanas existe una preocupación compartida por unos y otros. Se trata de las encuestas. Ninguna de las publicadas augura buenos datos para los magentas. De hecho, los más críticos apuntan a los sondeos como uno de los motivos para acercarse cuanto antes a Ciudadanos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba