Nacional

Albert Rivera y Rosa Díez afrontan su primer duelo entre la euforia y la incredulidad

Ciudadanos y UPyD concurren a las elecciones andaluzas con propuestas muy similares. El resultado de estos comicios marcará un antes y un después en estos dos partidos regeneradores... 

Albert Rivera y Rosa Díez afrontan este primer duelo tras no pactar.
Albert Rivera y Rosa Díez afrontan este primer duelo tras no pactar. VOZPOPULI

Se dicen regeneradores del sistema. Abanderan la lucha contra la corrupción y defienden un programa económico con múltiples coincidencias. Negociaron durante semanas para intentar una entente de cara a este 2015 eminentemente electoral, pero las conversaciones fracasaron. Ahora, Ciudadanos y UPyD se baten en las urnas en una comunidad donde nunca han tenido representación parlamentaria. Las formaciones que dirigen Albert Rivera y Rosa Díez afrontan este primer duelo con sensaciones muy diferentes, casi antagónicas. Pase lo que pase, el resultado de los comicios autonómicos marcará un antes y un después para ambos partidos. 

Las encuestas apuntan a un resultado más que exitoso de Ciudadanos. El sondeo del CIS del pasado febrero estipulaba que la formación de Rivera obtendría 5 escaños y el 6,4% de los votos. Incluso una predicción de Metroscopia para El País y otra de medios andaluces señalaba que este partido podría dispararse hasta los 12 escaños y el 11% de los sufragios. El cabeza de lista, Juan Marín, decía en su entrevista con este diario que "mi filosofía para estas elecciones andaluzas es la misma que cuando afrontaba un partido: yo salgo a ganar siempre"

Fuentes de Ciudadanos en Barcelona, ciudad donde está el germen del partido, muestran su preocupación por la euforia desmedida de los últimos días

Parece que los vientos electorales soplan, por tanto, a favor de Ciudadanos en tierras andaluzas, en línea con las encuestas sobre voto en elecciones generales. No es ningún secreto que Rivera y sus correligionarios están de moda. Su crecimiento, cimentado en el mensaje regenerador y moderno del propio Rivera y en su innegable habilidad mediática, así como en la reciente presentación de su programa económico, parece no tener fin. Aunque podría tratarse de un espejismo. De hecho, fuentes de Ciudadanos en Barcelona, ciudad donde está el germen del partido, muestran su preocupación por la euforia desmedida de los últimos días. Y es que la dirección prefiere la cautela y esperar a los resultados. 

UPyD, de cuarta fuerza a...

Peores, bastante peores son los augurios electorales para Unión, Progreso y Democracia (UPyD). En las anteriores elecciones autonómicas andaluzas, en 2012, la formación magenta se quedó a las puertas de entrar en el Parlamento regional. Además, en la última cita con las urnas que ha habido en Andalucía, las elecciones europeas de mayo de 2014, el partido que lidera Rosa Díez se consolidó como cuarta fuerza política, por detrás de PP, PSOE e IU. Sin embargo, todas las encuestas de estos comicios coinciden en que la candidatura encabezada por Martín de la Herrán se quedará otra vez sin representación y pasará al sexto lugar. 

No obstante, el cabeza de lista destacaba en declaraciones a Vozpópuli que en los comicios al Parlamento europeo UPyD ya se impuso a Podemos y Ciudadanos. En la dirección nacional de UPyD se han volcado con su candidato en esta campaña electoral. Pero las vibraciones que sienten no son las mejores. Quienes toman las decisiones en la formación magenta tienen la teoría de que están siendo sometidos a una suerte de apagón mediático, con escasas apariciones en medios, sobre todo si se comparan con su gran rival electoral. Su tesis es que el establishment contribuye al auge de Ciudadanos, sea por acción u omisión.  

En UPyD confían en que las encuestas, que apuntan a que no lograrán representación en el Parlamento andaluz, vuelvan a equivocarse en sus predicciones

Eso sí, tanto Martín de la Herrán como la dirección del partido confían en que las encuestas vuelvan a equivocarse con sus previsiones para UPyD. El propio Martín de la Herrán cifraba en cuatro o cinco el número posible de escaños en la cámara andaluza. Los militantes y simpatizantes repiten que, como decía la propia Rosa Díez en este diario recientemente, "si hubiéramos hecho caso a las encuestas, no nos hubiéramos presentado a ninguna elección, porque ni en 2008 ni en las demás nunca nos daban nada".  

¿Y el futuro? 

Más allá de las encuestas, en estas elecciones andaluzas, una suerte de ensayo antes de los demás comicios del año, se produce el primer enfrentamiento en las urnas entre Ciudadanos y UPyD tras el fracaso de sus negociaciones para aliarse. Aquellas conversaciones para unirse acabaron de la peor manera posible. La guerra entre ambos es abierta y no se antoja la posibilidad de un acuerdo en el futuro. Unos y otros se culpan mutuamente del naufragio y defienden con ahínco la opción de presentarse en solitario. 

Solo hay que echar un vistazo a sus programas electorales, leer sus entrevistas o escuchar sus mítines para ver que ambas formaciones comparten muchos puntos, aunque ahora sus líderes se empecinen en ahondar en sus diferencias. Entre otras cosas, coinciden en una crítica tenaz de la corrupción imperante y en algunas de sus recetas para salir de la crisis económica. Fueran cuales fueran los motivos de su separación antes de casarse, el caso es que los votantes de su espectro ideológico tienen que elegir entre ambos. Este domingo los andaluces decidirán con sus votos. Y marcarán el rumbo de los dos partidos.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba