Nacional

Tortas entre eurodiputados UPyD por los gastos: “No es transparencia, es populismo primario”

El mandato de la dirección magenta de devolver las ayudas de la Eurocámara provoca una durísima respuesta de los críticos: “Bruselas ejerce un estricto control, y decir que los gastos son opacos es ignorancia o mala fe”. “¿Por qué no publican los diputados sus viajes a cargo de los presupuestos para evitar otro ‘Caso Monago’?

Las eurodiputadas de UPyD Maite Pagazaurtundua y Beatriz Becerra.
Las eurodiputadas de UPyD Maite Pagazaurtundua y Beatriz Becerra. Efe

UPyD, la formación política que más recurre al sustantivo femenino transparencia, se acaba de topar con su enésimo incendio interno a costa de esta cualidad. La fricción se ha producido entre los cuatro eurodiputados que este partido tiene en Bruselas, la capital belga en la que se inició la crisis magenta tras las elecciones europeas de mayo. Esta vez ha sido el imperativo de la dirección nacional de que sus europarlamentarios devuelvan los 35.900 euros correspondientes a la partida de gastos generales, véase ayudas. Un mandato que ha sido secundado por solo dos de los cuatro representantes de UPyD en Bruselas, Maite Pagazaurtundua y Beatriz Becerra, bajo la consigna de que esta partida es “opaca” y “corre el riesgo de convertirse en sobresueldo”.

Maura y Calvet han remitido un durísimo escrito a Becerra y Pagazaurtundua criticando la devolución de los 35.900 euros correspondientes a la partida de gastos generales

Sin embargo, las declaraciones de las dos eurodiputadas a la prensa han agriado aún más la relación entre ellas y los otros dos compañeros críticos en la Eurocámara, Fernando Maura y Enrique Calvet. Los dos han remitido un durísimo escrito a Beatriz Becerra y Maite Pagazaurtundua criticando la medida. El más largo y expeditivo es el correo de Calvet: “Es absolutamente intolerable enemistarse con nuestros aliados [se refiere al grupo liberal ALDE, en el que está UPyD y que no respalda la iniciativa] yendo por esta vía”, dice Calvet, a cuyo e-mail ha tenido acceso Vozpópuli.

“Insultamos al Parlamento Europeo pretendiendo que sus servicios son deficientes o que entrañan una fábrica de corrupción. Y además lo hacemos con mentiras y engaños en la prensa, probablemente por una falta de conocimiento de las normas internas”, continúa Calvet en su correo. Por el contenido y el tono, se deduce que las relaciones entre cada bando en Bruselas están en un punto muerto. “Fernando Maura y yo hemos denunciado como falta gravísima las manifestaciones públicas recogidas en prensa y las declaraciones inaceptables de dos compañeras Parlamentarias, eso sí, muy bisoñas en esas lides”.

Según Calvet, la decisión del partido que preside Rosa Díez “es el típico tema que no tiene nada que ver con la iniciativa y la regeneración de UPyD”, sino que se trata de un “tema de distracción personalista de los que se suelen utilizar arteramente para ignorar los debates esenciales”. “A los europarlamentarios, tras la última revisión del sistema de funcionamiento se nos otorgan cuatro mil y pico euros mensuales para atender gastos generales a la hora de desarrollar nuestro trabajo”, agrega este eurodiputado, sustituto del dimitido Francisco Sosa Wagner. “Pero es que el uso de estos fondos está tipificado en un documento expreso del Parlamento; existe un estricto código de conducta que nos obliga a todos los miembros del parlamento, con estrictos controles”.

Calvet sentencia que la iniciativa de UPyD implica cosas que “no son transparencia” sino “control político, satisfacción de curiosidad manipulable y populismo primario”

Calvet sentencia que la iniciativa de UPyD implica cosas que “no son transparencia” sino “control político, satisfacción de curiosidad manipulable y populismo primario”. Y cree que la medida es evitable. “En todo momento, cualquier parlamentario puede instar a los cuestores y al secretario general a que comprueben una denuncia presentada por sospecha de malas prácticas de otro Parlamentario”.

En declaraciones a este medio, Fernando Maura tampoco se queda corto. Según Maura, UPyD se jacta de transparencia cuando quiere, pero no siempre. Y añade varios ejemplos. “Ahora que acabamos de lanzar la campaña de Somos 10.000 entre afiliados y simpatizantes, ¿de dónde salen esas cifras? ¿Por qué no somos capaces siquiera de ofrecer los censos de votantes en las primarias y sólo el número de electores?”, se pregunta este dirigente.

Maura apunta a los diputados nacionales en su crítica. “Ya que nos hemos referido a la necesidad de control de los viajes de los diputados después delcaso Monago, ¿puede garantizar UPyD que en todo momento los desplazamientos de sus representantes públicos, ya sean privados o exclusivamente de partido, no se han financiado con cargo a los presupuestos del Estado?”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba