Nacional

Griñán concedió a contrarreloj a UGT y Comisiones Obreras dos millones de euros antes de convocar elecciones

La Junta de Andalucía aprobó un paquete de subvenciones excepcionales en el mes de noviembre del que resultaron beneficiadas solo cinco entidades, entre ellas los dos sindicatos con las que sufragaron proyectos sindicales en Bolivia, Costa Rica, Guinea Bissau y Marruecos. 

José Antonio Griñán y su vicepresidente, Diego Valderas, ayer en la primera sesión plenaria ordinaria del Parlamento de Andalucía
José Antonio Griñán y su vicepresidente, Diego Valderas, ayer en la primera sesión plenaria ordinaria del Parlamento de Andalucía EFE

"Mejora de las capacidades organizativas y de incidencia política del movimiento sindical en América", 424.999,99 euros;"Información y capacitación en la coordinación de Centrales Sindicales andinas", 399.999,93 euros; "Incorporación de la equidad a la acción sindical en salud laboral en Centroamérica. El caso de las máquinas y las bananeras", 229.154,58 euros; "Dotación de equipamiento y fortalecimiento de las capacidades docentes de la organizaciónj sindical Unión Maqrroquí del Trabajo en Nador", 146.320,84; "Transversalización e institucionalización de la equidad de género en la municipalidad de Ayutuxtepeque", 38.970,14 euros. Estos no son más que unos cuantos ejemplos escogidos a voleo entre los 13 proyectos que la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrolllo otorgó en calidad de subvenciones de carácter excepcional a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) no publicó hasta el pasado 16 de abril la concesión de estas ayudas. Para esa fecha, el Gobierno del socialista José Antonio Griñán estaba en funciones, después de ser derrotado en las urnas por el popular Javier Arenas, que se quedó, sin embargo, lejos de la mayoría absoluta que anhelaba. Pero lo más llamativo es que se concedieron a contrarreloj, en la recta final de la anterior legislatura, en el cuarto trimestre, y con carácter excepcional, cuando todos los sondeos vaticinaban la derrota de los todopoderosos socialistas andaluces y, muchas de ellas, un cambio de signo político en el partido en el Gobierno. Y es más, en plena crisis y debate sobre si se cumplirían los objetivos de déficit del 6 por ciento, que quedaron muy lejos de esa cifra, precisamente, por el desvío de las Comunidades Autonómas.

En total, las dos principales centrales sindicales recibieron dos millones de euros, algo más Comisiones Obreras (1.024.666,07) que UGT (971.320,76), por proyectos en Costa Rica, Bolivia, Marruecos, el Salvador, Guinea Bissau, Nicaragua, Ecuador, Panamá, Perú, Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela. Hubo un plan que tuvo como destino la propia Andalucía, aunque la agencia subvencionadora fuera de Cooperación Internacional. Se trataba del proyecto "La cooperación internacional para el desarrollo: un reto sindical. Campaña de sensibilización para la defensa de los derechos laborales y sindicales en los países del sur", que recibió 109.998,05.

Algunas cifras se establecieron al límite para no sobrepasar las condiciones de la subvención

Algunas cifras no dejan de ser llamativas porque denotan que se establecieron al límite para no sobrepasar determinadas condiciones para la subvención. Son las cantidades citadas al comienzo de esta noticia, 424.999,99 y 399.999, las dos partidas más grandes, que sirvieron para financiar proyectos en Costa Rica y Bolivia, respectivamente.

En la misma resolución se aprobó una partida para 2011 de 150.000 euros destinado a la Universidad de Málaga (UMA) para un proyecto de "promoción de la cooperación para el desarrollo de la UMA mediante acciones de sensibilización, formación y fortalecimiento de universidades latinoamericanas", pero es que, además, la Junta de Andalucía comprometió otros 370.000 para este año. También en se vio beneficiada con estas subvenciones de carácter excepcional la Universidad de Sevilla, con cuatro proyectos uno para Marruecos, otro para Perú y dos en Andalucía. A Marruecos se ha asesoraba en "hábitat" y a Perú en "estrategias para el fomento del diálogo social, la prevención y resolución pacífica de conflictos laborales". En total, las ayudas se elevaron para 2011 y 2012 a 597.817. Por último, la Universidad Internacional de Andalucía recibió 258.888,85 euros para desarrolar un curso en Senegal sobre salud sexual y reproductiva y otro en Perú para conservación y gestión del patrimonio documental.

Todas estas partidas fueron aprobadas en el tiempo de descuento de la anterior legislatura andaluza, pues el 11 de enero, nada más pasadas las vacaciones de Navidad, Griñán anunció la convocatoria de elecciones autonómicas para el 25 de marzo, firmando el decreto de disolución del Parlamento autonómico el día 30 del mismo mes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba