LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE LA CONTABILIDAD OPACA DE LOS 'POPULARES'

El juez Ruz eleva a 1,2 millones el dinero negro usado por el PP para pagar las obras de Génova 13

En su último auto, el magistrado apunta a que el partido 'blanqueó' 330.930 euros procedentes de donativos irregulares y que con ellos pagó parte de la remodelación. Otros 888.000 fueron abonados directamente en 'B' al arquitecto Gonzalo Urquijo, ya imputado en la causa.

¿Cuánto dinero negro empleó supuestamente el PP para pagar la costosa reforma de su sede principal en la madrileña calle de Génova? Aún no se sabe con certeza, pero el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, cree que más de 1,2 millones de euros. Así lo apunta en su último auto de este lunes en el que recoge las nuevas pruebas halladas por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía sobre supuestas irregularidades en el abono de las facturas de la remodelación del edificio. Según este escrito judicial, a los 888.000 euros recogidos en los célebres 'papeles de Luis Bárcenas' como supuestamente pagados al propietario de Unifica Servicios Integrales SL, la empresa que hizo los trabajos, habría que sumar otros 330.930 euros que, si bien salieron de una cuenta oficial de los'populares', su origen real es más que dudoso.

Las facturas legales de la remodelación del edificio fueron pagadas por el PP con subvenciones públicas, un crédito y donaciones, cinco de ellas bajo sospecha

En este sentido, el auto del juez Ruz recoge un párrafo del informe de la UDEF en el que se detalla que durante los años que duraron las obras, el periodo 2005-2011, el PP abonó la parte 'legal' de las facturas desde una cuenta bancaria que "entre otro conjunto de operaciones, se alimentó fundamentalmente de subvenciones públicas, de disposiciones de la póliza de crédito contratada y de traspasos desde otras cuentas bancarias de la propia formación política". Entre éstas últimas detalla la que servía para ingresar los donativos anónimos y desde la cual se realizaron un total de diez traspasos por algo más de 2 millones de euros.

Una elevada cantidad de la que la Policía sospecha que parte era en realidad dinero 'negro' procedente de aportaciones que violaban la ley de partidos o bien por su cuantía o bien por haber sido realizadas por constructores, y que fueron ingresadas en este depósito tras fraccionarlas en ingresos de menos de 60.000 euros para 'blanquearlas'. En total, durante el periodo en el que se ejecutraron las obras, esta cuenta de donativos recibió cinco de estas aportaciones anónimas consideradas sospechosas al coincidir en fecha y cuantía con salidas de fondos anotadas en el cuaderno donde Bárcenas apuntaba la contabilidad opaca de su partido. En total, 330.930 euros.

"Más dinero en negro que en blanco"

Esta cantidad viene a sumarse a los 888.000 euros que los propios 'papeles' del extesorero reflejaban entregados en 2008 con la referencias "Gonz. Urquijo", "Gonzalo (Arquitecto)" y "G.U.", referidas todas ellas a Gonzalo Urquijo, dueño del estudio de arquitectura que realizó las obras e imputados ya en la causa. Este había sido identificado por el propio Bárcenas en su declaración del pasado 15 de julio, poco después de ingresar en prisión. En aquella comparecencia ante el magistrado, el extesorero del PP aseguró que la iniciativa de abonar las obras en 'B' fue del propio partido: “Teníamos más dinero en negro que en blanco”, afirmó entonces Bárcenas.

Bárcenas aseguró en julio al juez que el PP decidió pagar en 'B' porque en aquel momento "teníamos más dinero en negro que en blanco". El arquitecto ha negado siembre ningún cobro irregular

Sin embargo, Urquijo negó ante el juez el pasado mes de diciembre haber cobrado ninguna cantidad en negro. Durante más de tres horas, el arquitecto insistió enque todos los pagos que le hicieron por los trabajos en la sede se los abonaron por "cheques o transferencias". El dueño de Unifica intentó también explicar la aparición de un recibí de 200.000 euros escrito por él que figuraba en un cuaderno de su propiedad, asegurando que se lo dictó Bárcenas por teléfono cuando iba en un taxi y que lo anotó, pero que no recordaba si lo pasó a limpio o si lo llegó a cobrar. En este sentido, añadió que a lo largo de los últimos años había realizado 80 documentos similares siempre porque se los reclamaba el PP y que lo hizo para intentar cobrar lo que le debían.

El arquitecto también reconoció que eran suyas las anotaciones manuscritas encontradas en varios 'post-it' adheridos en los documentos intervenidos en su despacho por la Policía en el registro del pasado 27 de septiembre y cuyo contenido refuerza la hipótesis de los pagos en negro. Sin embargo, el arquitecto desligó las mismas del supuesto cobró en B de parte de sus honorarios y para justificar su existencia aseguró que las hizo el pasado verano, una vez que salió su nombre a relucir tras la confesión de Bárcenas, con el único objetivo de preparar su defensa con sus abogados.

Sobre su relación con el extesorero, afirmó entonces que sólo había contactado en cuatro ocasiones con él, y que con quien mantenía la comunicación más fluida mientras duraron las obras fue con Cristóbal Páez, entonces gerente del PP y mano derecha del Bárcenas también imputado en la causa, y el cuñado de este último, Antonio de la Fuente. El juez no le creyó y le llegó a decir: "Estoy intentando hallar una explicación lógica a lo que me está contando, pero no se la encuentro".

LAS MIL Y UNA TRAMPAS DEL ARQUITECTO

La investigación sobre los supuestos pagos en B de las obras de remodelación de la sede del PP ha permitido a la UDEF destapar también las numerosas irregularidades presuntamente cometidas por el estudio de arquitectura y su máximo responsable, Gonzalo Urquijo, en otros trabajos. Así, el informe policial destaca que Unifica Servicios Integrales SL realizaba "operaciones simuladas mediante la creación de documentos ficticios 'ad hoc' a petición de un cliente para su presentación ante la Administración y optar a obtener una subvención pública".

Además, supuestamente realizaba cambios en el "emisor de la facturación de un proveeor con el fin [de] que este eluda el embargo de las cantidades cobradas por sus servicios" y también obtenía "facturación irreal de proveedores mediante cambios en los elementos esenciales de las facturas" pra falsear el "gasto contable y el IVA soportado". De este modo, Urquijo reducía la cantidad a pagar a Hacienda, Para obtener estos documentos contables falsos, el estudio de arquitectura 'remuneraba' a la sociedad emisora de la factura falsa y al intermediario que le había ayudado a conseguirla. El dinero resultante de la trampa pasaba entonces a engrosar su propia caja 'B' que utiliza pagar "complementar los sueldos de los empleados en concepto de bonus, gratificaciones o liquidaciones como finiquitos".

Además, la UDEF ha podido constatar que tanto el arquitecto como su socia en Unifica, Belén García, poseían cuentas opacas en Suiza, Canadá y Luxemburgo. Fondos que ambos regularizaron aprovechándose de la amnistía fiscal de Cristobal Montoro a finales de 2012 tras el pago, cada uno, de poco más de 109.000 euros. Por todo ello, el juez Ruz ha pedido ya a la Agencia Tributaria que le envíe la Declaración Tributaria Especial que hicieron en su momento ambos, así como la que pudieran haber presentado seis mercantiles ligadas a ellos, entre las que se encuentra Unifica Servicios Integrales SL, la que realizó la reforma de la sede del PP.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba