Nacional

El Supremo rechaza la demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos

El Pleno de la Sala de lo Civil rechaza por siete votos a tres la solicitud de la belga Ingrid Sartiau. Tres magistrados emitirán votos particulares. La decisión del alto tribunal evita la realización de una prueba de ADN como pedía la demandante. Zarzuela reafirma su respeto a la independencia judicial.

El rey Juan Carlos en una imagen de archivo
El rey Juan Carlos en una imagen de archivo

El Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha rechazado este miércoles por mayoría de siete votos contra tres la demanda de paternidad interpuesta contra el rey Juan Carlos por la ciudadana belga Ingrid Sartiau. Una decisión que la Casa del Rey ha acogido de igual forma que cuando se admitió a trámite: reafirmando su respeto a la independencia del poder judicial.

La Sala ha estimado el recurso del rey Juan Carlos contra el auto de admisión a trámite que el tribunal había decidido el 14 de enero y ha rechazado el presentado por Sartiau, que consideró que no se le dio respuesta a la petición de prueba de ADN que solicitaba, según informa el alto tribunal, citado por la agencia Efe.

De esta forma, el tribunal deja sin efecto el auto de admisión a trámite de la demanda con lo que se cierra el caso, una decisión apoyada por siete magistrados y a la que se han opuesto tres, mientras que otros dos no han participado en la reunión al estar enfermos. Se han anunciado votos particulares, entre ellos el del ponente, José Ramón Ferrándiz Gabriel, por lo que el presidente de la Sala ha encomendado la redacción del auto, que se notificará en los próximos días, al siguiente magistrado por orden de antigüedad, José Antonio Seijas Quintana.

El fiscal reitera que la demanda "no aporta pruebas sobre hechos de hace 40 años"

De esta forma, la Sala atiende el criterio de la Fiscalía, que se opuso a la admisión de la demanda de paternidad porque estima que no aporta pruebas sobre unos supuestos hechos que se remontan a hace cuarenta años. También informó en contra de la prueba anticipada solicitada por la demandante, como la petición de un análisis de ADN, al considerar que "no es el momento procesal oportuno" para pedirla.

El pasado 14 de enero los doce magistrados de la Sala de lo Civil del Supremo estimaron la admisión a trámite de la demanda de paternidad interpuesta por Ingrid Sartiau. Ese día la Sala rechazó la demanda de paternidad que el ciudadano español Albert Solá también presentó contra el rey Juan Carlos porque no aportaba una prueba de ADN, ocultaba datos voluntariamente y contenía alegaciones que carecen de soporte documental seguro.

En el auto que dictó entonces el Supremo admitió a trámite inicialmente la demanda de Sartiau, aunque ya consideraba "insuficientes" los medios de prueba presentados por esta ciudadana belga para terminar aceptándola. La Sala ha tomado este miércoles la decisión de no tramitar la causa tras estudiar los recursos del rey Juan Carlos, de Sartiau y el informe respecto a los mismos de la Fiscalía.

Zarzuela se ha limitado a reafirmar su respeto hacia la independencia del poder judicial

El fiscal reitera en este informe los argumentos que expuso en su día de que la demanda "no aporta pruebas sobre hechos de hace cuarenta años". Los magistrados explicaron entonces en su auto que Sartiau presentó como prueba de su demanda un acta notarial que refleja las declaraciones de su madre "sobre algunas circunstancias de lugar y tiempo de la afirmada relación sexual esporádica que produjo la concepción".

Además, "la afirmación de algunos contactos con personas de las que se dice son parientes" del rey Juan Carlos y pruebas de ADN entre ella y Solá. "No hay duda de que tales medios de prueba serían hoy insuficientes para la estimación de la demanda", explicaba el Supremo en enero, pero la admitió a trámite basándose en su propia doctrina para contribuir a "conferir al sustento fáctico de la petición credibilidad y verosimilitud aunque luego no prospere" la misma. 

Consulte aquí el auto emitido por el Tribunal Supremo: 

Recurso del rey

El monarca presentó el recurso contra la demanda de paternidad de la ciudadana belga un día antes de que expirara el plazo legal para hacerlo. En su respuesta, el rey aportó numerosa documentación con la que buscaba cuestionar el relato presentado por Sartiau.

Entre las alegaciones de la defensa se encontraba la contradicción realizada por la supuesta hija de Juan Carlos I en sus numerosas apariciones televisivas, en donde contrariaba las declaraciones ante notario realizadas por su madre en 2012.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba