Nacional

Carles Viver Pi-Sunyer, el viaje hacia el secesionismo catalán de un exvicepresidente del Tribunal Constitucional

El viaje independentista de Mas cuenta con un nuevo director de orquesta. Se trata de Carles Viver Pi-Sunyer, que sorprende por su contradicción: fue vicepresidente del Constitucional, pero ahora desde la Generalitat intentará separar a Cataluña del resto de España.

Carles Viver Pi-Sunyer, catedrático de derecho constitucional
Carles Viver Pi-Sunyer, catedrático de derecho constitucional Efe

El camino de los nacionalistas catalanes hacia su pretendida independencia cuenta con un nuevo actor. Esta vez no se trata de un economista o artista subvencionado por CiU o próximo a ERC, sino todo un peso pesado del mundo jurídico catalán y español. Tanto es así que Carles Viver Pi-Sunyer ha querido pasar página de un plumazo en su carrera como catedrático de derecho constitucional –que estudia cómo las leyes se enmarcan en la Carta Magna que consagra los derechos y deberes de todos los españoles- y se ha “alistado” en las filas secesionistas guiadas por Artur Mas.

Cambio radical: de defender la Constitución a la secesión

Un cambio de rumbo radical: pasar de defender la Constitución a intentar saltarse el marco jurídico estatutario y constitucional para romper Cataluña con el resto del Estado. ¿Cómo es posible tal cambio radical? De hecho, Viver Pi-Sunyer fue vicepresidente del Tribunal Constitucional, con sede en Madrid, pero su hartazgo “a las afrentas constantes sufridas por el pueblo catalán por parte del Gobierno central recortando el Estatuto de Autonomía” le han llevado a enrolarse con los ojos cerrados en el proyecto ilegal que quiere llevar a cabo Artur Mas, según cuentan a Vozpópuli fuentes académicas.

A partir del próximo 24 de febrero, Carles Viver-Pi Sunyer formará parte del gobierno catalán

A partir del próximo 24 de febrero, Carles Viver-Pi Sunyer formará parte del gobierno catalán y tendrá el encargo de desplegar “todas las estructuras del futuro estado independiente catalán”, afirman a este diario fuentes de la Generalitat.

Toda una quimera si se tiene en cuenta que Artur Mas y ERC insisten en que antes de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre “Cataluña debe disponer de una Hacienda propia y de una estructura orgánica y administrativa” preparada para cuando “se proclame la independencia”. Y todo ello sin conocer cuál será la nueva mayoría parlamentaria que surja tras el segundo adelanto electoral de Artur Mas en cuatro años y sin conocer si existe o no una mayoría de catalanes que optan por romper el estado autonómico español y apostar por una secesión con inciertas y peligrosas consecuencias económicas y sociales.

El “experto de la transición nacional” catalana

Viver Pi-Sunyer ha actuado hasta ahora como el “experto” del denominado proceso hacia la transición nacional y que se pondrá al frente del despliegue de las estructuras de Estado. Con un cargo remunerado en torno a los 80.000 euros brutos anuales será el nuevo comisionado para la transición y tomará posesión del cargo junto a la nueva comisionada de para la transparencia, Núria Bassols, que ya es responsable del programa para la transparencia y magistrada en excedencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y que en el pasado beneficio con una sentencia en un caso de corrupción que afectaba a CiU en el pasado.

Pi-Sunyer dependerá de la conselleria de Governació de Francesc Homs y directamente de Presidencia. Nacido en Terrasa en 1949, se doctoró en derecho en la Universidad de Barcelona en 1977, donde fue catedrático de derecho constitucional entre 1987 y 1990, y desde entonces lo es de la Universidad Pompeu Fabra, donde fue miembro de la Comisión que creó dicha Universidad y fue el primer decano de su Facultad de Derecho.

Magistrado del Tribunal Constitucional gracias a CiU y PSOE

Entre 1992 y 2001 fue magistrado del Tribunal Constitucional de España, ejerciendo de vicepresidente del mismo de 1998 a 2001. En 2004 fue nombrado Director del Instituto de Estudios Autonómicos, desde donde asesoró técnicamente en los trabajos de redacción del Estatuto de Autonomía catalán de 2006, así como en los de la propuesta de un nuevo pacto fiscal.

En 2003 recibió la Cruz de Sant Jordi y el premio Justicia de Cataluña. Y un año más tarde recibió la Gran Cruz de Isabella Católica y en 2005 la Ordendel Mérito Constitucional. Desde abril de 2006 es magistrado del Tribunal Constitucional de Andorra por designación del Consejo General. Es miembro numerario del Instituto de Estudios Catalanes desde marzo de 2012.

En lo personal, incluso cuando empezó a hacer carrera en las más altas instancias judiciales españolas, nunca ha escondido su perfil catalanista que ahora ha virado hacia el independentismo oficialista catalán, su defensa de la identidad propia de Cataluña. Cabe recordar que Viver Pi-Sunyer se convirtió en miembro del Tribunal Constitucional en 1992 a propuesta de CiU y PSOE.

En 2004, el gobierno tripartito catalán le nombró director del Institut d'Estudis Autonòmics

También en el mundo de la docencia ha dejado su impronta Viver Pi-Sunyer y se doctoró con la tesis 'El personal político de Franco (1936-1945)'. En 2004, el gobierno tripartito catalán (PSC, ERC e ICV) le nombró director del Institut d'Estudis Autonòmics. Desde aquella entidad, que aún dirige, se encargó de planificar el texto normativo de la reforma del Estatut con el fin de evitar que el Tribunal Constitucional transigiera en aspectos que no permite la Constitución: reconocer a Cataluña como a una nación con derecho a decidir únicamente sobre su futuro sin la participación del resto de los ciudadanos españoles.

"Veo muy difícil introducir en el Estatut la competencia de convocar referendos", ya declaró Viver Pi-Sunyer en 2004. En 2013, Artur Mas le nombró presidente del Consell Assessor per la Transició Nacional, organismo que ha diseñado una hoja de ruta hacia la independencia: aconsejó que ante una eventual consulta de autodeterminación se planteara una pregunta clara; rechazó una consulta alternativa pactada con el Estado.

Carles Viver Pi-Sunyer ha optado por el camino complicado y al margen de la legalidad actual que quiere llevar a Cataluña el president Artur Mas y ya es un referente del soberanismo por su capacidad de “dialogar” con “todas las partes”. Habrá que esperar para saber si Viver Pi-Sunyer será capaz, también, de incumplir tras las elecciones autonómicas de otoño el mismo ordenamiento jurídico que le ha permitido desarrollar su carrera académica y profesional desde que España recuperó la democracia gracias ala Constituciónde 1978.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba