Nacional

Tomás Gómez negociará con Pedro Sánchez si es candidato regional o pasa a la política nacional

En el PSOE dan por seguro que se buscará un candidato de consenso para la Comunidad de Madrid y si no se logra convencer a Lissavetzky o Antonio Carmona habrá que votar un aspirante a alcalde de Madrid.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario general del PSM, Tomás Gómez, durante el encuentro celebrado con militantes
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario general del PSM, Tomás Gómez, durante el encuentro celebrado con militantes EFE

“El que ayer estaba contigo, hoy está con el contrario. El que era antes contrario ha votado lo mismo que tú, pero piensa totalmente diferente y el que ayer te ponía a parir va a ser tu principal aliado mañana”. Ésta es la situación de esquizofrenia política que se respiraba ayer en el PSOE de Madrid, según narraba un destacado afiliado.

Nada es igual después de que los militantes del PSOE hayan votado a su secretario general nacional. La democracia directa ha hecho explotar a los grupos pro-Tomás Gómez y los contrarios al actual secretario del PSM-PSOE. La referencia son los resultados del domingo que “lo ha segmentado todo”, explican.

Los socialistas madrileños tienen una cosa clara. En Madrid ha ganado Pedro Sánchez con 4.341 votos. Pero la suma de Eduardo Madina, 3.971 votos, y José Antonio Pérez Tapias, 1.876,  derrotaría a un candidato a las autonómicas y municipales apoyado sólo por el secretario general del PSOE. Se impone el consenso.

Hace unos días contaban desde una de las candidaturas socialistas que Tomás Gómez había enviado a sus fieles a prestar avales a los tres candidatos y “así seguro que ganaba”.

Pero el secretario general del PSM participó en un acto de Pedro Sánchez, lo que fue valorado como un apoyo a su grupo.

El nuevo secretario general del PSOE no ha tenido precisamente buenas relaciones con Tomás Gómez, con quien estuvo en la comisión ejecutiva del PSM hace algunos años. Su jefe de campaña, José Cepeda, está claramente contra el secretario general del PSM, aunque ayer ya se daba por seguro que habrá un pacto.

Cambios profundos

Pero la realidad es que las referencias han cambiado. Gómez ha apoyado a Sánchez, pero tendrá que consensuar el próximo candidato a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Madrid con Ferraz.

El secretario general del PSM quiere repetir. El nuevo secretario del PSOE tiene que decidir si ofrece a los electores más de lo mismo o realmente hay una renovación, con nuevas ideas y nuevas formas.

En ese caso le podría dar una salida a Tomás Gómez en la política nacional. Lo que sí parece, según conversación con socialistas cercanos a las dos partes, es que se impondrá el consenso y que no habrá primarias para ser cabeza de cartel en la Comunidad de Madrid.

Está previsto que la elección de los candidatos a la Comunidad y ayuntamientos se celebre el próximo mes de septiembre.

En el caso del Ayuntamiento de Madrid parecen ya seguras las primarias. Jaime Lissavetzky quiere repetir y “Madrid 2015”, es decir,  Antonio Carmona, que lleva meses de precampaña electoral, se presentará.

Congresillo el fin de semana

El primer paso de esta nueva situación se firmará el próximo fin de semana. Habrá un “congresillo” de Madrid para elegir a los compromisarios para el congreso federal del PSOE que se celebra dentro de 15 días.

Hay acuerdo entre las partes para que se haga una lista de consenso y no dar el espectáculo de una pelea cuando acaban de votar los militantes. “Todo ha cambiado, hemos pasado a la democracia directa y elaboraremos una lista en las que esté todo el mundo representado”, decían personas alejadas de las tesis de Tomás Gómez y también militantes que apoyan al secretario general del PSM.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba