EL SAQUEO DE CAJA MADRID Y BANKIA

El exdirectivo de Caja Madrid que repartía las 'black' ve "normal" que no existan contratos de las tarjetas

Enrique de la Torre señala a Blesa y Barcoj como responsables de las visas opacas. Acusa al primero de decidir quién las recibía y sus límites, y al segundo, de fijar su "operativa". Los otros diez consejeros que han declarado este lunes aseguran que "contaban con todas las bendiciones" y que procuraron no "pasarse" con los gastos.

El exsecretario del consejo de aministración de Caja Madrid, Enrique de la Torre (d), acompañado de su abogado, a su llegada a la Audiencia Nacional
El exsecretario del consejo de aministración de Caja Madrid, Enrique de la Torre (d), acompañado de su abogado, a su llegada a la Audiencia Nacional EFE

¿Por qué llamaban 'black' a las tarjetas de los altos cargos de CajaMadrid y Bankia? Enrique de la Torre, exsecretario general del Consejo de Administración de la primera entidad y autor en 2009 de un correo electrónico en el que se aludía a las 'visas opacas' con aquel dicha denominación, ha asegurado este lunes al juez Fernando Andreu que el peculiar nombre no remitía a ninguna práctica ilegal, sino a que este medio de pago era "neutral a efectos fiscales" ya que sus titulares no debían correr con el pago de los impuestos derivadas de su uso, sino que de eso se encargaba la propia entidad financiera. De la Torre, a quien otros usuarios de las polémicas tarjetas han señalado como la persona que se las entregó, no ha negado este hecho, pero ha recalcado que la responsabilidad de a quién se facilitaban, sus límites y la operatividad eran de Miguel Blesa, presidente de la caja, e Ildefonso Sánchez Barcoj, su mano derecha.

De la Torre aseguró que cuando citó en un email a las tarjetas como 'blaxk' se refería a que eran "neutrales a efectos fiscales" 

Según fuentes jurídicas, De la Torre fue sometido a un duro interrogatorio por parte de la Fiscalía y del propio magistrado en el que ambos cuestionaron muchas de las respuestas que daba. Preguntado si veía "normal" que no existiera constancia documental, contratos, de las tarjetas 'black', el exsecretario general del Consejo intentó escabullirse asegurando que "no era irregular". "Le he preguntado si le parece normal", insistió el juez Andreu, ante lo que De la Torre admitió finalmente que en su opinión "sí era normal". El alto cargo de Caja Madrid también intentó justificar que en sus emails se hablase del peligro de una filtración sobre el uso de los polémicos medios de pago en que "todo el sistema retributivo es sensible y tiene que ser reservado". Una respuesta que irritó al fiscal, quien le reclamó que explicara "por qué piensa eso".

De la Torre, que gastó 320.742 euros con su tarjeta 'black', la mayor parte disposiciones en efectivo en cajeros y en ventanilla, además de gastos en El Corte Inglés y para construirse una piscina en su chalé, insistió en que Caja Madrid no les pedía justificantes y que, además, "asumía los gastos como propios". De hecho, consideraba que el dinero que gastaba con ella era "un complemento de su retribución". En este sentido, el ex alto cargo de la entidad aseguró que para sus gastos de representación tenía una tarjeta y que la 'black' era para los personales y para aquellos "dudosos" que no sabía si podía adjudicar a la primera.

Las explicaciones de Abejas

Los otros diez beneficiarios por la tarjetas que declararon este lunes en la Audiencia Nacional también negaron ser conscientes de que estuvieran cometiendo alguna irregularidad y se mostraron convencidos de que dicho medio de pago era absolutamente legal y que, si no tributaron al fisco por las cantidades que dispusieron con ella, era porque les aseguraron que había un acuerdo entre la entidad, el Banco de España y la Agencia Tributaria para no hacerlo. Pablo Abejas, quien fue cesado en su puesto de director general de Economía de la Comunidad de Madrid tras estallar el escándalo, fue el más explícito de todos: "Las tarjetas contaban con todas las bendiciones".

Pablo Abejas aseguró al juez que las tarjetas "contaban con todas las bendiciones" y que procuró no sobrepasar el límite de la suya 

Abejas, quien gastó 246.315 euros en hoteles, restaurantes, bares de copas, chiringuitos de playa, estaciones de esquí, campos de golf, plazas de toros, peluquerías, tiendas de ropa y de muebles y viajes, incluso presumió de que en todo momento intentó no sobrepasar los límites de la misma. Además, recalcó que durante su etapa en la entidad financiera tuvo "una dedicación mucho más intensa" de la que esperaba cuando asumió el cargo. Abejas también defendió que él era "el beneficiario pero no el firmante del contrato" e insistió en su convencimiento de que "todo era legal". Otro de los que comparecieron este lunes, Javier de Miguel, reconoció que sabía que no tributaba por el dinero del que disponía con su 'black', pero que estaba convencido de que Caja Madrid "se ocupaba de eso". Otros, sin embargo, mostraron al juez su creencia de que dichas cantidades figuraban en sus certificados de haberes.

"Peores que los de ETA"

Miguel Ángel Araujo, uno de los beneficiarios de la 'visas opacas' que declaró este lunes, sufrió a su salida de la Audiencia Nacional la ira de un grupo de unos treinta preferentistas que, como cada día que se producen comparecencias ante el juez, se habían concentrado en las cercanías del órgano judicial. Entre gritos de "los de las tarjetas peor que los de ETA", Araujo recibió un aluvión de insultos mientras los policías desplegados en la zona impedían que algunos de los presentes lo agredieran. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba