EL ESCÁNDALO DE LAS TARJETAS 'OPACAS'

Usuarios de las 'black' esgrimen la ausencia de los recibos de las visas para pedir la exculpación

El reciente certificado de Bankia en el que admite que no existe documentación fisica de las órdenes de pago servirá de argumento a algunos imputados para pedir de nuevo el sobreseimiento.

Un preferentista se manifiesta con un cartel alusivo al uso de las tarjetas black.
Un preferentista se manifiesta con un cartel alusivo al uso de las tarjetas black. GTRES

Primero fue la prescripción de los delitos lo que permitió a 14 imputados por las 'tarjetas black' quedar exculpados. Más tarde, la consideración de los gastos como parte de las retribuciones lo que salvó a otros doce. Por ello, los 55 directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia que continúan encausados en el caso de las 'visas opacas' buscan nuevos argumentos para seguir los pasos de sus compañeros. El último: la ausencia de "las facturas, boletas, recibos u órdenes de pagos" de sus polémicos gastos. Al menos cinco imputados han decidido aferrarse a la ausencia física de dichos documentos para pedir su sobreseimiento en la causa o lo harán en breve a la vista de sus últimos escritos. Sobre todo después de que la propia entidad financiera certificase recientemente al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, que "la única información de la que se tiene constancia al respecto" es el célebre cuadro de 'Excel' que en su día se remitió a la Audiencia Nacional y que permitió la apertura de la causa. Papel, ninguno.

Bankia admitió el 9 de junio con un certificado que la única información que tiene sobre los movimiento de las 'visas opacas' es la que figura en el cuadro 'Excel' con el que se inició la causa

El juez había solicitado dicha documentación el pasado 12 de mayo después de que tres de los imputados en la causa, Juan Gómez Castañeda, Fernando Serrano Antón y Alejandro Couceiro, solicitaran en un escrito que se requiriera a la Fundación de Caja Madrid (heredera de esta entidad tras la fusión) y a Bankia "certificación detallada" de los movimientos entre 2003 y 2011 de la célebre cuenta 6.192.02 en la que se cargaban los gastos que hacían consejeros y directivos con sus 'tarjetas black'. También reclamaban que se incorporaran al sumario "los soportes originales de todos y cada uno de los comprobantes de gastos" atribuidos a ellos tres "con expreso requerimiento de ser aquellos los firmados por sus representantes en el momento del gasto".

La respuesta de la primera entidad tardó menos de un mes en llegar. El 9 de junio informaba en un escrito que "lamentablemente la Fundación no puede proporcionar la información requerida" ya que "tanto el detalle como la documentación soporte correspondiente permaneció en los archivos de las dependencias de la extinta Caja Madrid que luego ocupó Bankia". Ese mismo día llegaba, precisamente, la respuesta de esta última en forma de certificado: "De acuerdo con la información y datos existentes a la fecha en los sistemas informáticos centrales de la entidad, la única información de la que se tiene constancia al respecto son los movimiento de las tarjetas que ha sido ya aportados al Juzgado" en un CD con el cuadro 'Excel'. Ambas respuestas van a ser utilizadas ahora por varias defensas para pedir el archivo de la causa contra sus clientes, según han confirmado a este diario fuentes jurídicas.

El primero, Díaz Ferrán

Castañeda, Serrano Antón y Couceiro, los consejeros cuya petición llevó al juez Andreu a pedir los certificados a Bankia y la Fundación Caja Madrid, no han sido, sin embargo, los primeros en apuntar en esta línea de defensa. Los tres, que comparten abogado, y que en conjunto gastaron con sus 'plásticos' 275.000 euros, llevan meses reclamando la exculpación con multitud de argumentos, incluso por lo que consideraron una supuesta violación de la Ley de Protección de Datos al ser facilitados los datos sobre sus gastos con las 'visas opacas' a la Audiencia Nacional. Todos han sido rechazados por el juez con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción. Su decisión de pedir ahora "las facturas, boletas, recibos u órdenes de pagos" de sus 'black' es, de hecho, una continuación de los pasos que en abril ya había dado otro imputado, el que fuera expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Tras negarse a declarar ante el juez, Díaz Ferrán fue el primero en pedir "copia del original de todos y cada uno de los cargos" que Bankia le adjudica

Éste, tras negarse a declarar ante el magistrado cuando fue citado el pasado 16 de febrero para aclarar los pagos de su 'visa opaca', remitió poco después a la Audiencia Nacional un escrito en el que solicitaba la práctica de una nueva diligencia. El hoy recluso de la cárcel madrileña de Soto de Real pedía precisamente que se reclamase a la entidad financiera "copia del original de todos y cada uno de los cargos" adjudicados a la tarjeta "supuestamente atribuida" a él. Según los datos que obran en la causa, Díaz Ferrán dilapidó más de 90.000 euros con su 'black' en los algo más de cuatro años en los que dispuso de ella. La mayoría, en restaurantes.

Aquel escrito, de sólo un folio de extensión, recalcaba que esta información era de "vital importancia para el esclarecimiento y posterior conocimiento" de lo sucedido con dichas tarjetas "a la vista del contenido de los CD" que recogían los cargos de todos los usuarios de las 'black'. En concreto, reclamaba que "a la vista del contenido de las declaraciones de los imputados" y de sendos autos del propio juez Andreu del 27 de febrero y el 9 de marzo pasado, el magistrado requiriera dicha información a la entidad. Además solicitaba que se pidiera la "copia original" de los documentos de dichos cargos ya que consideraba que en los mismos deberían figurar su firma plasmada "en el momento de su gasto, emisión o cargo".

A Díaz Ferrán se sumó posteriormente Pedro Bedía, el consejero de la entidad a propuesta de CCOO que supuestamente gastó 78.151 euros en marisquerías, talleres, estancos especializados en puros y centros de salud personal. Éste reiteró dicha petición el pasado 9 de febrero después de que el juez Andreu rechazase practicar varias pruebas, entre ellas una relacionada con "las facturas, boletas, recibos u órdenes de pagos". Bedía, que cuando declaró ante el magistrado aseguró que desde la entidad le exhortaban a que "usara más" su 'visa opaca', asegura en su último escrito que era "muy llamativo" que el juez no hubiera requerido hasta ahora a Bankia que aportase "los correspondientes justificantes de los gastos" ya que considera dichos documentos fundamentales "a fin de esclarecer la verdadera utilizada (sic)" de las polémicas 'tarjetas black'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba