Nacional

Rajoy quiere un pacto para renovar el TC, Defensor del Pueblo, Tribunal de Cuentas y RTVE en tres meses

Con un discurso centrado casi al cien por cien en la crisis económica, Rajoy no ha querido cerrar su intervención en el debate de investidura sin admitir que su gobierno se enfrenta "a una tarea dificil, pero es el deber que nos han asignado los españoles. Nos espera el orgullo de triunfar contra el paro y de allanar el camino a los que nos siguen".Tras defender que "no estoy dispuesto que se pierda una generación porque encuentra cerradas todas las puertas. No se puede diseñar un futuro en que falten relevos", ha apelado a la rersponsabilidad de todos los españoles bajo el argumento de que "no voy a solicitar un esfuerzo baldío. La primera condición será que España trabaje unida en un gran esfuerzo solidario. Que desaparezca todo aquello que enturbie las aguas".

En contraposición con las acusaciones lanzadas contra José Luis Rodríguez Zapatero en el sentido de que contribuyó a dividir a los ciudadanos, Rajoy destacó que en su ejecutoria "no habrá españoles buenos o malos, sino todos iguales, dignos de respeto y capaces de trabajar en la tarea común. Nos va mucho en mantenernos unidos y nada une más que el diálogo, justicia y verdad". En este sentido se ha comprometido a un "diálogo permanente con todos los sectores, rigurosa justicia en el reparto de la austeridad y escrupuloso derecho ciudadano a conocer la verdad porque sería temerario engañarnos".

El que será mañana investido presidente del Gobierno ha insistido en reclamar "con humildad" la ayuda de todos, dialogar sin cansancio y mostrar la verdad "traiga el color que traiga". No quiso caer en el catastrofismo al asegurar que "contamos con medios y posibilidades de salir adelante.Los nubarrones desaparecerán", pero sí, ha advertido que "nadie piensa regalarnos nada. Nadie hará lo que no seamos capaces de hacer por nosotros mismos. España se situará en el puesto que nuestros hechos la coloquen". ¿El precio?: "esfuerzo, tenacidad y confianza".

"Nos enfrentamos a una tarea muy ingrata, como esos padres que dan de comer a cuatro con el dinero de dos, pero eso pasará, desaprecerán los nubarrones, levantaremos la cabeza- Llegará el día --prosiguió-- en que volvamos la cabeza atrás y no recordemos los sacrificios". Y aunque no concretó cuáles serán esos sacrificios se adelantó a las críticas que llegarán afirmando ser "absolutamente consciente de que no me enfrento a un escenario de halagos y lisonjas y estoy acostumbrado. No he llegado para cosechar aplausos sino para intentar resolver problemas".

Calendario perentorio

Fuera de las cuestiones de naturaleza plenamente económica, aunque todo el discurso ha estado preñado de ellas, ha expresado su deseo de fomentar al imagen de independencia y de imparcialidad tanto en lo que afecta al gobierno de los jueces (CGPJ) como al Tribunal Constitucional. Precisamente ha anunciado su vocación de recuperar el recurso previo de incosntitucionalidad, para lo que necesita el concurso del PSOE. A él ha apelado para señalar que quiere tener resuelto en un plazo de tres meses la  renovación pendiente del Constitucional, del Defendor del Pueblo, del Tribunal de Cuentas y del Consejo de RTVE. Además, habrá de inmediato una reforma legal (de la Ley del Tercer Canal) para permitir "nuevos modelos de gestión" en las televisiones públicas.

En el capítulo de la Educación ha apostado por reforzar la enseñanzas comunes, la organización más flexible de la secundaria y el bachillerato de tres años para elevar. Ha anunciado una estrategia nacional de calidad de la educación que incluye el bilingüismo, el uso de las nuevas tecnologías, el establecimiento de un nuevo sistema de acceso a la actividad docente o el reconocimiento de la autoridad de profesorado. 

Además, abordará un Pacto por la Sanidad "para hacer más sostenible el sistema sanitario y mejorar en eficiencia de la gestión con una cartera de servicios básicos comunes para todos los ciudadanos". Se incluye como novedad que la La Ley exigirá que todas las administraciones distingan en sus presupuestos los gastos sociales básicos de los que no lo son.

En cuanto a al política exterior, y tras puntualizar que ésta debe estar al servicio de los intereses de España, ha ofrecido al PSOE ir de la mano al igual que en el capítulo de Defensa, donde "siempre actuaremos en cosnenso con el primer partido de la oposición", el mismo, ha dicho, con el que se decidirán las líneas estratégicas y las misiones en el exterior.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba