La presidenta de la Junta confirma a su equipo de confianza que su prioridad es legitimarse en las urnas

Rubalcaba tira la toalla: se compromete con la andaluza Susana Díaz a no competir por el cartel electoral

Alfredo Pérez Rubalcaba ha conseguido el respaldo de la federación andaluza para retrasar las primarias hasta después de las elecciones europeas, pero este apoyo no es gratuito. A cambio, el líder socialista ha prometido a Susana Díaz que no competirá por el futuro cartel electoral, abriendo así la puerta al relevo generacional que este fin de semana ha abanderado en Granada la nueva estrella rutilante del PSOE.

El congreso que los socialistas andaluces acaban de celebrar en Granada ha sido utilizado por algunos de los asistentes para tomar la temperatura a los invitados más ilustres, los representantes de las federaciones que mayor influencia tendrán en la elección del próximo candidato a las legislativas. Lo que les ha comunicado el equipo más cercano a la anfitriona, Susana Díaz, es que Alfredo Pérez Rubalcaba se ha comprometido con ella a no poner puertas al campo a la hora de promover el relevo generacional en su partido, lo que equivale a anticipar que no concurrirá a la competición que después de los comicios europeos de mayo se abrirá para elegir el futuro cartel electoral.

Rubalcaba se ha comprometido a no poner puertas al campo a la hora de promover el relevo generacional

Que Rubalcaba ha tirado la toalla en su ambición inicial de repetir como candidato es un convencimiento muy extendido en la mayoría de las federaciones socialistas, no así en la actual ejecutiva federal. Fuentes de la dirección admiten que en este reparto de opiniones juegan mucho los intereses personales, en particular los de quienes temen perder las prebendas aparejadas a los 18 asientos que ocupan los secretarios de área en caso de que el ganador de las primarias esté entre algunos de los nombres más sonados, como Carmen Chacón, Patxi López,Eduardo Madina o Emiliano García-Page.

Lo que todos tienen claro es que el respaldo que le ha brindado la federación andaluza a Rubalcaba para, en contra del criterio de Chacón o del madrileño Tomás Gómez, retrasar las primarias hasta después de las europeas de mayo, no es gratuito. Así se explica, según algunos de los parlamentarios asistentes al congreso del fin de semana, que Susana Díaz haya puesto tanto el acento en la necesidad imperiosa de abrir su partido a un relevo generacional con el que poder encarar con ventaja frente al PP las elecciones de 2015.

La prioridad de la presidenta andaluza es legitimarse en las urnas, lo que implica un adelanto electoral

Según algunas fuentes del socialismo andaluz, este pacto sellado entre Rubalcaba y la baronesa andaluza incluiría también la renuncia de esta última a dar el salto a la política nacional y, por tanto, a limitarse, en el medio plazo, a consolidar su poderío en Andalucía. De hecho, Susana Díaz y su principal padrino, José Antonio Griñán, han dejado claro a las voces más influyentes del PSOE que este fin de semana se han paseado por Granada que la prioridad de la presidenta de la Junta es legitimarse en las urnas y, al mismo tiempo, quitarse de encima la pesada carga que le supone el compromiso permanente con Izquierda Unida –una vicepresidencia y tres consejerías–, objetivos que llevan aparejados el adelanto electoral. Las ultimas autonómicas se celebraron en marzo del año pasado y se especula con la posibilidad de hacer coincidir las próximas con las previstas para mediados de 2015 en 13 comunidades y más de 8.000 ayuntamientos.

"Si Susana quisiera, arrasaría en unas primarias", afirma uno de sus hombres de confianza en el socialismo andaluz

“Si Susana [Díaz] quisiera, arrasaría en unas primarias y sería la candidata, pero si a continuación perdiera las elecciones, enterraría estúpidamente una carrera política que ha empezado con mucho empuje pero necesita medir los tiempos y quemar etapas”, afirma uno de sus hombres de confianza en el socialismo andaluz.

Lo más probable, opinan desde su federación, es que Díaz y Griñán muevan sus fichas arriesgando lo justo y conformándose con influir en el próximo cartel electoral, aunque dirigentes de otros territorios no descartan que a la baronesa le termine perdiendo la ambición y esté tentada de presentarse a las primarias si barre en las elecciones andaluzas, recupera la mayoría absoluta y borra el amargo recuerdo que le dejaron las autonómicas del año pasado, en las que Javier Arenas sacó 50 diputados, a cinco de la mayoría absoluta, aunque luego la alianza con Izquierda Unida salvó a Griñán de pasar a la oposición.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba