La candidata socialista intenta que los guiños a la oposición le permitan gobernar

Susana Díaz mendiga apoyos y pide a los grupos que "no se empecinen en bloquear" su investidura

Medidas contra la corrupción, bajada de impuestos, reducción de altos cargos... La candidata socialista asegura en el Parlamento andaluz que "no sería lógico" que no hubiera puntos de encuentro. Sin gobierno "no habrá oposición ni se dará cumplimiento" al mandato de los ciudadanos, argumenta.

Susana Díaz, en una imagen de archivo en el Parlamento andaluz.
Susana Díaz, en una imagen de archivo en el Parlamento andaluz. EFE

La candidata socialista a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha abierto minutos después del mediodía el debate de investidura en el Parlamento regional, una intervención en la que defiende su programa de gobierno, que incluye algunas de las medidas acordadas con la oposición. La sesión plenaria ha comenzado con la intervención de Díaz, única candidata a la Presidencia de la Junta de Andalucía, que ha expuesto su programa en torno a cuatro ejes: recuperación económica, regeneración democrática, blindaje de los servicios públicos y defensa de Andalucía en la nueva financiación autonómica.

Díaz ha pedido a los partidos políticos del nuevo Parlamento andaluz que "no se empecinen en bloquear" la instituciones de autogobierno y ha sostenido que "no sería lógico" que no hubiera puntos de encuentro y entendimiento. La socialista se ha mostrado convencida de que el entendimiento para que pueda ser investida y formar gobierno es posible, y ha recordado al PP, Podemos, Ciudadanos e IU que sin gobierno "no habrá oposición ni se dará cumplimiento" al mandato de los ciudadanos en las urnas del pasado 22 de marzo. 

Díaz ha prometido más de una decena de medidas en lo que ha denominado como "el paquete anticorrupción más ambicioso que ninguna administración haya puesto en marcha"

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía ha propuesto a los grupos parlamentarios andaluces que firmen un gran acuerdo anticorrupción que sea "ambicioso" y ha prometido que si es investida trabajará para llevar al Congreso una iniciativa para que los delitos por corrupción no prescriban. En su discurso, Díaz ha prometido más de una decena de medidas en lo que ha denominado como "el paquete anticorrupción más ambicioso que ninguna administración haya puesto en marcha". Entre estas medidas se incluye que los partidos con responsables que se hayan financiado ilegalmente deban hacerse responsables patrimonialmente, que las formaciones remitan sus cuentas a la Cámara de Cuentas o que se "aparte" a los imputados por estos delitos. 

En un claro guiño a Podemos, la socialista se ha comprometido a reducir en el 10% el número de altos cargos y contratos de alta dirección y personal eventual existente en el Gobierno regional y ha asegurado que elaborará un plan de eficiencia del sector público. La formación dirigida por Pablo Iglesias reclamaba para facilitar la investidura de Díaz la reducción de más de 23 millones de euros en altos cargos. 

Díaz ha prometido que reducirá entre 2 y 3,5 puntos el tramo autonómico del IRPF para las clases medias y bajas, que habrá un plan específico para que aflore la economía sumergida y que se establecerán nuevas deducciones regionales. También ha anunciado que habrá deducciones en el IRPF por creación de empleo y por aportaciones a proyectos empresariales que contribuyan al nuevo modelo productivo, y que se introducirán incentivos fiscales a la creación de empresas que creen trabajo, a las inversiones en I+D+i y a las actividades que incidan favorablemente en el medio ambiente. 

Antes del inicio del debate, la candidata socialista presidió una reunión a puerta cerrada del grupo socialista en una de las salas de comisiones del Parlamento, mientras en la sala contigua mantenían también un encuentro los diputados de Ciudadanos. Según han señalado a Efe fuentes socialistas, Díaz transmitió un mensaje de "tranquilidad" a los suyos, a los que pidió que no se pongan "nerviosos", tras lo que analizó los posibles acuerdos con otras fuerzas políticas, particularmente con Ciudadanos y Podemos, y la capacidad de respuesta del PSOE a sus exigencias, a aquellas cuestiones de las que han hecho "bandera".

Negociaciones abiertas

Finalizado el discurso de Díaz, el pleno se suspenderá hasta mañana por la mañana, cuando comenzarán las intervenciones de los portavoces de los cinco grupos parlamentarios de la décima legislatura, de menor a mayor representación: IU, Ciudadanos, Podemos, PP y PSOE, y que serán de 30 minutos de duración. La candidata a la investidura contestará a cada portavoz, quien tendrá derecho a su vez a una réplica de 10 minutos, y Díaz también podrá intervenir en cualquier momento del debate y tendrá derecho a cerrarlo, según el ordenamiento de esta sesión parlamentaria.

La primera votación para la investidura de Díaz, que requiere la mayoría absoluta de los 109 diputados autonómicos, se celebrará en la tarde de mañana y será pública y por llamamiento a cada parlamentario.

Dado que la candidata socialista no obtendrá la mayoría absoluta en primera votación, pues el resto de los grupos parlamentarios han adelantado que se opondrán, la Cámara convocará un segundo pleno 48 horas después de acabada la primera sesión plenaria, que se celebrará en la tarde del jueves o en la mañana del viernes. Por ello, las negociaciones siguen abiertas y el PSOE confía en alcanzar un pacto que permita que Díaz sea investida presidenta en segunda votación, bien con el voto favorable de Ciudadanos, formación con la que el acuerdo está más avanzado, o con la abstención de esta formación y de Podemos.

En esta segunda sesión plenaria de investidura Díaz ya sólo necesitará una mayoría simple para obtener la investidura, para lo cual debe sumar a los 47 escaños del PSOE la abstención de un solo grupo de la oposición, en el caso del PP, pues cuenta con 33 diputados, o de varios, ya que Podemos tiene quince diputados; Ciudadanos, nueve e IU, cinco. De no lograr la investidura por mayoría simple en esta segunda sesión plenaria, el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, podría convocar nuevos plenos durante un período máximo de dos meses tras el cual se tendrían que convocar nuevas elecciones autonómicas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba