La presidenta andaluza cree que arañará abundante voto útil del PP para frenar a Podemos

Susana Díaz prevé anunciar este viernes el adelanto electoral en Andalucía con el aval de Felipe González

La presidenta andaluza tiene prácticamente decidido anunciar este viernes el adelanto electoral en Andalucía para el próximo 22 de marzo. Sus encuestas reflejan que podrá obtener una amplia mayoría debido al trasvase de voto útil del PP, pues entre su electorado cree que primará, sobre todo, frenar a Podemos.

Susana Díaz, entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Felipe González.
Susana Díaz, entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Felipe González. GTRES

Susana Díaz ya ha deshojado la margarita. Este viernes es muy posible que anuncie de forma oficial la fecha de las elecciones en Andalucía para el próximo 22 de marzo y su despedida del Parlamento ya la tiene decidida a través de un pleno extraordinario que ha quedado convocado para el próximo lunes. La fecha límite para que la presidenta publique el decreto de disolución de la Cámara autonómica y la convocatoria de elecciones vence, precisamente, el próximo martes. Este mismo jueves, Susana Díaz ha dejado claro que su decisión “no puede demorarse más” y que los andaluces “lo entenderán”.

La presidenta cree que su decisión “no puede demorarse más” y que los andaluces “lo entenderán”

La firma del decreto de disolución del Parlamento andaluz está prevista, en principio, para el mismo lunes, con el objetivo de que salga publicado en el Boletín Oficial de la Junta un día después.

Susana Díaz ha dicho a los suyos en privado que esta decisión de adelanto electoral llega avalada por muchas opiniones de personas en las que confía, entre ellas el expresidente Felipe González. La Junta andaluza maneja encuestas que reflejan que después de las próximas elecciones, el PSOE podrá gobernar con una amplia mayoría en esta comunidad, nutrida, en parte, del trasvase de votos del PP. Los socialistas cuentan, pues, con el voto útil de electores afines al partido conservador, preocupados por el auge de Podemos y convencidos de que votando al PSOE podrán frenar su irrupción en la Cámara autonómica.

La incógnita de Podemos

En los comicios andaluces de marzo de 2012, el PP obtuvo 1.567.207 votos, el 40% de los apoyos, y 50 escaños. Los socialistas quedaron como segunda fuerza política con 1.523.465votos, 43.742 menos que el PP, 47 diputados y el 39% del respaldo electoral. Izquierda Unida, que ha sido socio de gobierno de Susana Díaz en esta legislatura, consiguió 437.445 votos, el 11%, y 12 parlamentarios regionales. El PP adelantó a los socialistas en Córdoba, Cádiz, Málaga, Granada y Almería. El PSOE fue la primera fuerza en Huelva, Sevilla y Jaén.

Fuentes socialistas explican que al no haber recuerdo de voto de Podemos, ya que no existía como tal fuerza en las elecciones de 2012, es muy difícil precisar su apoyo real. De cualquier modo, se sabe que en Andalucía carece todavía de un liderazgo asentado, oportunidad que quiere aprovechar la presidenta de la Junta para salir airosa de este trance y de su salto posterior a la política nacional.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba